Más

Suscribirse

Redes Sociales

La ONU pide más solidaridad y coordinación europea para atender a los migrantes en Italia

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) han pedido más apoyo y solidaridad a la Unión Europea ante la presión migratoria que sufre Italia, después de que esta semana llegaran más de 10,000 personas en tres días a la costas de la isla de Lampedusa.

“Siguen siendo necesarios mecanismos coordinados de búsqueda y rescate, pero también una mayor solidaridad europea hacia los países de primera llegada”, reclama Unicef hoy en un comunicado firmado en Roma tras unas jornadas dramáticas en el territorio italiano más próximo al continente africano.

El organismo, enfocado en los derechos de la infancia, señala que “son muchos los menores que han desembarcado en las últimas horas” y que muchos de ellos son víctimas de “explotación y violencia” que necesitan ayuda inmediata.

Aún así Unicef y Acnur admiten en sendos mensajes las dificultades que plantean la llegada masiva de personas y reconocen los esfuerzos que todos los actores implicados, incluidas las autoridades italianas, están realizando.

“La situación puede abordarse recurriendo a un mecanismo de desembarco que implique el uso de embarcaciones de mayor capacidad que puedan aliviar la presión sobre Lampedusa para sacar a las personas rescatadas de otras zonas de desembarco”, apunta Acnur.

Aunque tales medidas requerirían el “apoyo oportuno” de la Unión Europea y “responsabilidad compartida” con los países de llegada.

En este sentido, el ministro de Exteriores y vicepresidente italiano, Antonio Tajani, afirmó hoy se viajará a Francia y Alemania para buscar puntos en común con ambos países después de que anunciaran la suspensión del traslado de solicitantes de asilo procedentes de Italia.

“Europa no puede fingir que no ha pasado nada y estoy convencido de que Francia comprenderá nuestros problemas”, afirmó el titular de Exteriores en declaraciones a los medios, un día después de pedir a la ONU y el G20 que se impliquen junto a la Unión Europea para abordar el problema migratorio a nivel global.

Entre las propuestas que Tajani pondrá sobre la mesa figura una “nueva Operación Sofía” que replique la misión que la Unión Europea activó en 2015 para desmantelar las redes de tráfico de inmigrantes en el Mediterráneo y concluyó en 2020.

También el presidente francés, Emmanuel Macron, prometió decisiones de “solidaridad europea” con Italia ante la avalancha de llegadas de inmigrantes a la isla de Lampedusa, pero en un mensaje claramente dirigido al Gobierno de la primera ministra, Giorgia Meloni, criticó sus posiciones nacionalistas.

Sus palabras llegaron al tiempo que el Ejecutivo italiano informaba de una llamada entre el ministro de Interior italiano, Matteo Piantedosi y su homólogo francés Gérarld Darmanin para buscar un refuerzo en la cooperación con los países de origen de los migrantes.

Mientras los movimientos políticos se suceden, la situación en Lampedusa continúa siendo complicada aunque en las últimas 24 horas las llegadas se han reducido hasta las 800 personas, mientras los traslados a otros puertos cercanos continúan, pues actualmente hay 3.800 personas en el centro de acogida, con capacidad para 400, informó la Cruz Roja.

El Ayuntamiento de Lampedusa proclamó el miércoles el estado de emergencia para exigir ayuda al Gobierno nacional y hoy llegó una nueva tragedia cuando un autobús que trasladaba migrantes llegados a Roma desde Lampedusa chocó con un camión provocando la muerte de dos conductores y 25 heridos.

Con las cifras en constante evolución, en lo que va de año han desembarcado en Italia 127.207 inmigrantes, casi el doble que los 66.237 del mismo periodo del 2022 y el triple que los de 2021 (42.750), según datos del Ministerio del Interior actualizados al 15 de septiembre. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *