Más

Suscribirse

Redes Sociales

La ONU condena nuevos combates en el mayor campamento de refugiados palestinos en Líbano

La ONU hizo un llamado “urgente” para que se detengan los combates iniciados ayer en el campamento de refugiados palestinos de Ain el Helu, el más grande para esta comunidad en el Líbano, y donde hasta el momento la violencia ha dejado una veintena de heridos y cientos de desplazados.

“Insto a los grupos armados a que pongan fin a los combates en el campamento”, dijo en un comunicado el coordinador humanitario de Naciones Unidas para el Líbano, Imran Riza, que también urgió a las facciones palestinas que se están enfrentando a que “abandonen de inmediato las escuelas” del campo que han tomado con fines bélicos.

Los choques entre miembros del movimiento nacionalista palestino Fatah y facciones islamistas en Ain el Helu “están impidiendo el acceso a las escuelas de casi 6.000 niños que están a punto de empezar el curso”, indicó Riza.

En este sentido, recordó que los combatientes deben facilitar las labores de las organizaciones humanitarias para “brindar protección y asistencia muy necesarias a las familias” del campamento.

Tras un periodo de calma tensa, los choques en el campamento se reanudaron por la tarde, aunque con menor intensidad, y se han saldado con más de 20 heridos, entre ellos un miembro de las fuerzas de seguridad libanesas que fue alcanzado en la cabeza por una bala perdida.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN), “cientos” de refugiados se han visto obligados a desplazarse fuera de la instalación, mientras que una mezquita cercana acoge a más de 300 personas que se han refugiado ahí.

La violencia ha estallado después de un mes de relativa calma en el campamento, que ya fue escenario de unos intensos choques que dejaron al menos 13 muertos y más de 60 heridos a finales de julio entre Fatah y las facciones después de que hombres armados intentaran asesinar a un miliciano islamista.

Pese a que ambos bandos llegaron a un acuerdo para cesar las hostilidades a principios de agosto, la tensión ha ido escalando recientemente por la negativa de los grupos islamistas a entregar a los responsables del asesinato de Abu Ashraf al Armushi, un alto mando de Fatah abatido durante los choques de julio.

Más de 470.000 refugiados palestinos están registrados por la UNRWA en el Líbano, aunque se calcula que sólo algo menos de la mitad de ellos residen todavía en el país mediterráneo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *