Más

Suscribirse

Redes Sociales

La ONU alerta sobre el “hacinamiento extremo” en Rafah, única zona de Gaza sin combates

EFE/ Atef Safadi
EFE/ Atef Safadi

La zona de Rafah, en el extremo sur de Gaza y próxima a la frontera con Egipto, está recibiendo decenas de miles de desplazados de Jan Yunis y otras áreas más al norte desde el fin de la tregua y sufre cada vez mayores niveles de hacinamiento, advirtió hoy Naciones Unidas en su informe diario sobre el conflicto en el enclave palestino.

Muchos de los desplazados se encuentran en tiendas de campaña y otros alojamientos improvisados en el campus de la Universidad Al Quds y en un edificio en obras para el futuro Hospital Catarí, indicó el informe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas.

En esas condiciones, miles de personas tienen que hacer cola durante horas para recibir ayuda humanitaria en forma de alimentos, agua y otros bienes básicos, mientras que más al norte de Rafah la distribución de esta asistencia básicamente se ha detenido por las hostilidades y las restricciones de movimiento.

El documento subraya que muchos de los 1,9 millones de desplazados han tenido que cambiar desde octubre dos o hasta tres veces de alojamiento, a medida que los combates se han ido extendiendo desde el norte hacia el sur.

El informe también denuncia los primeros ataques a instalaciones sanitarias en Jan Yunis, ahora centro de los combates, como ocurrió hace unas semanas con los hospitales de la capital de Gaza y otras localidades de la mitad norte de la franja, entre acusaciones de Israel de que eran usados como refugio por Hamás.

En Jan Yunis, este viernes los bombardeos alcanzaron el Hospital Al Amal y las oficinas contiguas de la Media Luna Roja Palestina, así como otro hospital, el Yaffa, en Deir Al Balah, en la zona media de la franja, aunque se ignora por el momento si estos incidentes causaron víctimas.

Mientras, el Hospital Europeo de Jan Yunis, uno de los principales en el sur de Gaza, ha reportado ya escasez de suministros de medicamentos o de sangre para transfusiones.

Con una teórica capacidad para 370 pacientes, ahora está tratando a unos mil, muchos de ellos en el suelo por falta de camas, indicó el informe, que también mencionó que se están practicando operaciones sin anestesia y que en el hospital se refugian además unos 70.000 desplazados internos.

Las hostilidades en Jan Yunis han obligado también a cerrar uno de los nueve centros de salud de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

En el norte de Gaza, uno de los dos hospitales aún en funcionamiento, el Al Awda de Jabalia, lleva dos días rodeado por tropas y tanques israelíes, los combates continúan en sus aledaños y el viernes se denunció que un médico del centro fue asesinado de un disparo. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *