Más

Suscribirse

Redes Sociales

La OMS detecta un jarabe contaminado en circulación en Camerún

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informo hoy de que ha detectado en Camerún un jarabe contaminado con niveles “inaceptables” de dietilenglicol, un producto tóxico, y llamó a tomar precauciones mientras se investiga el origen del fármaco.

Tras un aviso inicial el pasado 13 de marzo, las primeras muestras del jarabe -denominado NATURCOLD- proporcionadas a la OMS el 27 de junio y analizadas, contenían hasta un 28,6 % de ese elemento, frente al límite establecido de un 0,10 %, advirtió la organización en un comunicado difundido hoy.

La OMS “ha tomado todas las precauciones razonables para verificar la información de esta alerta”, afirmó.

Aunque el envoltorio del fármaco indica como su fabricante a una empresa presuntamente británica y llamada Fraken International, las autoridades del Reino Unido confirmaron que esta compañía no existe.

“Se están llevando a cabo investigaciones para determinar el origen del producto”, aseguró la OMS, al subrayar que el jarabe “podría tener autorizaciones de comercialización en otros países y regiones” o “haber sido distribuido a través de mercados informales a países vecinos”.

La OMS lanzó este aviso después de que el año pasado, en unión de otras organizaciones regionales, diese la voz de alarma por la detección de jarabes para la tos contaminados que causaron 300 muertos (la mayoría niños menores de cinco años) en Indonesia, Gambia y Uzbekistán.

Los jarabes contaminados presentaban altos niveles de dietilenglicol y etilenglicol, productos químicos tóxicos que se utilizan habitualmente como disolventes industriales y agentes anticongelantes que pueden resultar letales incluso ingeridos en pequeñas cantidades, imposibilitando su uso farmacéutico.

A mediados del pasado mes de junio, el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, informó a EFE de que se habían identificado más de veinte jarabes procedentes de la India e Indonesia y de más de 15 productores diferentes entre los medicamentos que estuvieron presuntamente detrás de esas muertes. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *