La nueva crisis migratoria de Biden

136 vistas
3 min lectura

Por Reyna Luna Newcombe
McAllen, Texas.- Cuando un marero puso la pistola en la sien derecha del salvadoreño Milton Guevara porque su madre María Estela no podía pagar “la renta” que exigían de mil dólares mensuales, pensó que era el fin de su vida.

“Mi mamá me dijo que agachara la cabeza, se sintió bien feo”, cuenta el niño de solo 11 años que ahora está a salvo en un albergue católico en los Estados Unidos. Pronto, él y su madre emprenderán el viaje hacia el noreste y una nueva vida:

“A trabajar en lo que sea a sacar adelante a mi hijo, darle sus estudios, que salga alguien de bien”, dice María Estela. “Primero

Dios y me da la oportunidad quiero estudiar medicina”, agrega sonriente Milton.

Ante las nuevas órdenes ejecutivas del Presidente Joe Biden, cientos de extranjeros no paran de llegar ilegalmente a los Estados Unidos. La mayoría proviene de Centroamérica, pero también del Caribe, Haití, mayormente.

“Muchas familias, muchos niños, muchas madres que están viendo que Migración que la Patrulla Fronteriza les está dando permiso de que continúen su proceso migratorio en los Estados Unidos”, explica la hermana Norma Pimentel, Directora del Albergue Caridades Católicas.

Tras detenerlos, procesarlos y hacerles el examen del Covid-19, los inmigrantes son dejados en libertad. Milton y María Estela pasaron por este proceso.

De acuerdo a la Patrulla Fronteriza, en tan solo unas horas detuvieron a cientos de ellos, para luego, tal vez al siguiente día dejar a la gran mayoría en el albergue de Caridades Católicas.

El albergue es una enorme bodega acondicionada con comedor, regaderas y una gran cantidad de ropa, calzado y artículos de higiene personal; algunas veces hasta juguetes.

Al entrar al lugar fácilmente se percibe el olor a cloro. En un montón de sillas azules descansan del ajetreado camino; cobijas de la cruz roja y colchonetas abusan al igual que los inocentes chiquillos que corretean de un lugar a otro.

A quienes buscan la protección de los Estados Unidos huyendo de sus países ahora pueden continuar su proceso dentro del país ante el ocaso del Programa de Protección al Migrante.

Sin embargo, la situación podría salirse de control fácilmente con la llegada de caravanas o si los 65 mil migrantes que aguardan impacientes en la frontera norte de México se deciden e ingresan a los Estados Unidos.

Si bien, la política migratoria de Donald Trump se caracterizó por la crueldad de programas como Cero Tolerancia, las nuevas medidas de Biden podrían ser un arma de dos filos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Denuncian compra de pruebas falsas en Guatemala para detectar Covid-19

Siguiente noticia

Expresionismo abstracto – Francisco Merino