Más

Suscribirse

Redes Sociales

La mujer mordida por un tiburón en una playa de Nueva York recauda 78,000 dólares de ayuda

Una mujer de 65 años que la semana pasada quedó herida grave en una playa de Nueva York tras ser mordida por un tiburón en la pierna ha logrado reunir más de 78.000 dólares en una campaña de donaciones para ayudar con los gastos de su tratamiento médico.

Tatiana Koltunyuk, de 65 años, originaria de la ciudad ucraniana de Odessa, disfrutaba el pasado 7 de agosto cuando fue mordida por un tiburón en una playa de Long Island, donde las autoridades mantienen estrecha vigilancia tras el avistamiento de escualos en esa isla, al sureste del estado.

Este es el primer caso de ataque a un bañista en 70 años, aunque algunos neoyorquinos ya han tenido encuentros con tiburones con mordeduras menores.

La inmigrante perdió gran parte de su pierna izquierda por encima de la rodilla y ha tenido que ser sometida a cinco cirugías y probablemente necesite más, según indica su hija en la página de GoFundMe que creó para recaudar fondos para cubrir los costes del tratamiento.

Koltunyuk, que está aún en un hospital, necesitará además de terapia prolongada porque la mordedura le ha dejado una discapacidad permanente.

“Su equipo médico nos ha dicho que la recuperación llevará varios años de fisioterapia intensa y seguimiento médico estricto, tiempo durante el cual tendrá una movilidad significativamente limitada”, indica su hija Darya Koltunyuk y su esposo Gregg Kallor en la carta que publican en GoFundMe.

Koltunyuk se refiere a su madre como una “mujer tremendamente inteligente y apasionada” que hizo todo lo posible para que ella tuviera una buena educación tras la muerte de su esposo al poco tiempo de llegar a Nueva York, cuando la hija tenía solo 3 años.

Aclara que aunque su madre nunca pediría ayuda, el largo tiempo de tratamiento que le espera y el coste “considerable” -en momentos en que su madre soñaba con el retiro- así como la inversión que requerirá habilitar su hogar para que pueda moverse con facilidad, les llevó a hacerlo.

Koltunyuk cuenta al público sobre su madre, una ingeniera marina que tras fallecer su marido no pudo ejercer su profesión debido a la barrera del idioma, “pero trabajó incansablemente” para que ella pudiera prosperar.

Las donaciones han ido desde 10 dólares hasta 2.500 y hasta el momento se han recaudado 78.251 dólares. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *