Más

Suscribirse

Redes Sociales

La muerte de ocho guepardos crea alarma sobre la reintroducción de la especie en la India

Hugo Barcia

La muerte de ocho de los primeros guepardos africanos que llevan menos de un año en la India como parte de un proyecto para reintroducir esta especie y la repentina destitución de su principal arquitecto ha levantado dudas sobre el programa, pese a las llamadas a la calma de las autoridades.

La alerta se disparó tras el reciente descubrimiento de los cuerpos de dos guepardos sin vida en apenas cuatro días por causas todavía desconocidas. Algunos indicios apuntan a una posible negligencia en el uso de los radiocollares que portan los animales en el cuello para ser localizados, y que habrían ocasionado una infección letal.

Estas muertes tan seguidas provocaron la destitución esta semana del jefe principal de vida silvestre, JS Chauhan, del estado de Madhya Pradesh, donde se encuentra el Parque Nacional Kuno, al que llegaron el pasado septiembre los primeros ocho ejemplares de guepardo procedentes de Sudáfrica y Namibia, y a los que siguió un segundo grupo de doce felinos en febrero.

Consultado por EFE, Chauhan declinó hacer ningún comentario sobre el proyecto, y su sucesor, Aseem Shrivastava, se limitó a expresar su confianza sobre el futuro de los guepardos, insistiendo en que están haciendo “todo lo posible con la ayuda de expertos”.

La opacidad sobre la información se extiende también a los demás funcionarios del parque que, pese a que semanas atrás no dudaban en confirmar las muertes de estos animales, en los últimos días han evadido las preguntas de los últimos acontecimientos.

El comienzo del aparente secretismo coincidió con la confirmación de la muerte del octavo felino del ‘Proyecto Guepardo’, como es conocido oficialmente, desde marzo pasado cuando se confirmó el primer deceso por una enfermedad renal que arrastraba desde antes de su llegada.

Las siete muertes en los siguientes cuatro meses, incluidos tres crías de una camada de cuatro nacidos en marzo, fueron atribuidas a enfermedades pulmonares, enfrentamientos con otros guepardos o golpes de calor, como fue el caso de los pequeños.

HABRÁ MÁS MUERTES

A pesar de la elevada tasa de mortalidad del proyecto, los expertos tienen claro que las cifras se encuentran dentro de lo previsto y que, de hecho, habrá más muertes.

“Aunque se han perdido cinco de los guepardos fundadores, debemos anticipar una mayor mortalidad antes de fin de año. La pérdida del 50 % de la población fundadora en el primer año después de la liberación es normal”, dijo a EFE el experto en guepardos y administrador de la organización ‘Cheetah Metapopulation’, Vincent van der Merwe, a cargo de su relocalización en la India.

Será a partir del segundo año cuando estos felinos comenzarán a adaptarse a su entorno, establecer territorios, conocer dónde están otros predadores y la caza, mientras que las madres ganarán experiencia y comenzarán a nacer nuevas crías que permitan el reemplazo demográfico, anticipó.

“La población luchará durante al menos los primeros cinco años y luego, con suerte, se estabilizará. Con suerte, para el décimo año tendremos una población de entre 50 y 100 guepardos en la India”, agregó.

El ‘Proyecto Guepardo’ anhela liberar a 50 ejemplares de esta especie procedentes de Sudáfrica y Namibia a lo largo de la geografía india en los próximos cinco años, con el fin de reintroducirla en el país después de que su variante asiática se extinguiese hace más de setenta años por la caza indiscriminada y la destrucción de sus hábitats.

Sin embargo, este será un proceso largo que conllevará inevitablemente errores, sostiene el propio Van der Merwe, que cita el caso de Sudáfrica donde más de 200 ejemplares murieron durante los primeros intentos para reintroducir la especie hace décadas en este país.

CALOR EXTREMO, LLUVIAS Y OTRO HEMISFERIO

En el caso de la India se añaden factores adversos como una meteorología diferente a la del sur de África y su ubicación en el hemisferio opuesto, que dificultan extremadamente la adaptación y han sido visibles en la mayoría de muertes recientes.

Así sucedió con las tres crías que fallecieron en mayo debido al extremo calor que sufría el país, cuando en Sudáfrica estaba por comenzar el invierno.

Mientras que las lluvias de las últimas semanas en la India pudieron favorecer el crecimiento de bacterias en las heridas que causaron los radiocollares en los guepardos, provocando su muerte.

Para el éxito del programa, Van der Merwe destacó un factor esencial que todavía no se ha dado en la India por la precocidad del proyecto: la presencia de “súper madres” que lideren el crecimiento demográfico.

“Las poblaciones de guepardos salvajes están sustentadas por un número muy pequeño de hembras altamente exitosas, particularmente hembras en forma y fértiles a las que llamamos ‘súper madres’ que normalmente crían más de diez cachorros hasta la edad adulta de independencia”, señaló.

Si ninguna hembra asume este papel y el resto de felinos es incapaz de adaptarse a su entorno, y a la larga evitar los conflictos con humanos que ya ocasionaron una vez su desaparición de la India, este ambicioso proyecto estará abocado al fracaso.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *