Más

Suscribirse

Redes Sociales

La mayoría de Estados miembros de la UE rechaza vetos unilaterales a importaciones de Kiev

La mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) manifestó su rechazo a las decisiones de Polonia, Hungría y Eslovaquia de imponer vetos unilaterales a las importaciones de productos agroalimentarios ucranianos.

Lo comunicó el ministro español de Agricultura en funciones, Luis Planas, durante una rueda de prensa posterior a la reunión de titulares del ramo de los Veintisiete que se celebró en Bruselas, donde se abordó la cuestión.

“La mayoría de los Estados miembros han defendido la necesidad de preservar nuestra unidad desde el punto de vista político, pero también en defensa jurídica del mercado único en el seno de la Unión Europea”, dijo Planas.

El Derecho comunitario prevé una política comercial común entre los 27 países miembros de la UE, que gestiona la Comisión Europea.

Planas insistió en que, como presidencia, España hoy pudo constatar que “una mayoría de los Estados miembros presentes” en la reunión se pronunciaron en contra del uso de medidas unilaterales.

Planas subrayó que, en opinión de la presidencia, los problemas en la Unión Europea derivados de las importaciones agroalimentarias ucranianas “no deberían llevar a que los Estados miembros adopten decisiones unilaterales sin el consenso de todos”.

A su llegada a la reunión, los ministros de Francia, Alemania o Finlandia manifestaron su oposición a las medidas de Varsovia, Budapest o Bratislava.

El pasado viernes, la Comisión Europea decidió no prolongar más allá del 15 de septiembre los vetos impuestos a las importaciones ucranianas de trigo, maíz, colza y girasol, que no podían quedarse en los mercados nacionales de Polonia, Rumanía, Bulgaria, Hungría y Eslovaquia desde principios de mayo y solo podían pasar por esos cinco Estados si su destino final era otro país.

Al mismo tiempo, Ucrania se comprometió a adoptar medidas para impedir nuevos aumentos repentinos de las importaciones.

Sin embargo, Polonia, Hungría y Eslovaquia han anunciado que van a mantener los vetos de manera unilateral. Rumanía estudia extender por 30 días la prohibición de importación de cereales ucranianos Ucrania, por su parte, ha llevado a Polonia, Hungría y Eslovaquia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por los vetos unilaterales.

El comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, señaló que “los servicios de la Comisión deberán adoptar su posición” en relación con las prohibiciones unilaterales adoptadas por Polonia, Hungría y Eslovaquia.

Sobre la reclamación presentada por Ucrania ante la OMC, dijo que le sorprende que Ucrania “haya elegido ese camino” tras el “enorme esfuerzo” realizado por los tres Estados miembros afectados por las exportaciones de grano.

“Yo pienso que una solución amigable es mejor que ir a los tribunales”, indicó, y añadió que la decisión de Kiev de ir a la OMC “en cierto modo impide” el diálogo, aunque confió en que la resolución llegue a través de un “diálogo amistoso”.

Además, recalcó que durante el tiempo en que ha estado en vigor la prohibición de que las importaciones de cereales ucranianos se queden en Polonia, Rumanía, Bulgaria, Eslovaquia y Hungría, Ucrania ha podido exportar más productos de ese tipo que cuando no se aplicaban los vetos.

“La prohibición no ha ido en contra de las exportaciones de Ucrania”, comentó Wojciechowski, quien en las últimas semanas había defendido a título personal prolongar los vetos a las importaciones ucranianas.

La Comisión Europea anunció el viernes que se retiraban los vetos y que Ucrania había acordado introducir “cualquier medida legal”, incluido, por ejemplo, un sistema de licencias de exportación, en un plazo de 30 días para evitar aumentos repentinos de las llegadas de cereales.

Hasta que esas iniciativas estén en vigor, Ucrania aplica desde el sábado “medidas efectivas para controlar la exportación” de los cuatro cereales “con el objetivo de evitar cualquier distorsión del mercado” en sus países vecinos pertenecientes a la Unión Europea.

Ucrania presentó hoy a la Comisión Europea y los cinco países fronterizos en Bruselas un plan de acción para controlar sus exportaciones y evitar distorsiones en los mercados de sus vecinos. El plan incluye intercambios regulares de datos, recopilación de información sobre el destino de los bienes o la creación de un sistema de licencias de exportación.

El Ejecutivo comunitario aseguró el viernes que las distorsiones en los mercados de Polonia, Bulgaria, Rumanía, Hungría y Eslovaquia “han desaparecido”.

Por otra parte, sobre la normativa europea de bienestar animal, el ministro Planas dijo que están “a la espera” de que la Comisión Europea confirme en qué estado se encuentra, aunque señaló que el comisario de Agricultura ha señalado que “prosiguen” los trabajos a nivel “técnico” sobre la legislación.

Añadió que estaba previsto que, tras una evaluación sobre esa normativa, tuviera lugar la presentación de cuatro iniciativas durante la presidencia española, aunque precisó que es el Ejecutivo comunitario el que debe facilitar esa información. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *