Más

Suscribirse

Redes Sociales

La mayoría de costarricenses se sienten inseguros y rechazan porte de armas

La mayoría de los costarricense se sienten inseguros en el país, pide la contratación de más policías y rechaza la posibilidad de que cualquier persona pueda acceder a un arma de fuego, reveló este jueves una encuesta del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Universidad de Costa Rica.

La Encuesta Nacional de Seguridad Ciudadana detalla que el 65,5 % de las personas consultadas considera que el país es poco o nada seguro, aunque la situación se invierte por completo al referirse a sus barrios, pues el 63,5 % afirma que son seguros o muy seguros.

Otro dato del estudio señala que la inseguridad es el cuarto problema del país centroamericano, con un 13,3 % de las opiniones, superado por el costo de la vida (23,9 %), el mal estado de la economía (22 %) y el desempleo (19,2 %).

“No es posible la construcción de una sociedad próspera, libre e igualitaria bajo la amenaza de la violencia y el despojo. Sentirse libre de temor supone garantías para la protección de nuestra integridad y propiedades, en el marco de la convivencia social”, afirmó el representante residente del PNUD en Costa Rica, José Vicente Troya.

El funcionario agregó que los resultados de la encuesta brindan la posibilidad de “entender cómo las personas en Costa Rica perciben la seguridad ciudadana y proponer soluciones basadas en evidencia”.

Te podría interesar: Migrantes venezolanos se exponen a 4.000 kilómetros de riesgos en ruta a EEUU

ARMAS PERSONALES Y POLICÍA

Acerca de las armas de fuego, el 95,4 % de las personas encuestadas está “muy de acuerdo y de acuerdo” con que se debería hacer un examen de manejo de armas como requisito para obtener una y el 90,1 % se mostró en contra de que cualquier persona tenga la posibilidad de acceder a un arma.

Además, el 88,8 % está de acuerdo con que el uso de las armas de fuego aumenta la posibilidad de muertes en casos de violencia doméstica y el 85,3 % cree que las armas causan accidentes de personas inocentes o familiares.

En Costa Rica, el acceso a las armas de fuego está restringido; se requiere un permiso de portación y nadie puede tener más de dos armas. En 2019 el Congreso aprobó una ley que endurece los controles y los requisitos, y que establece penas de cárcel para algunas infracciones que antes no se sancionaban.

La encuesta del PNUD también reveló que el 30,8 % de los costarricenses quiere la contratación de más policías como una de las principales medidas para enfrentar la inseguridad, mientras que un 11,8 % pide una mayor capacitación de los cuerpos de seguridad.

Costa Rica, país de 5,1 millones de habitantes, no tiene ejército desde 1948 y su seguridad es responsabilidad de la Fuerza Pública, un cuerpo policial que ronda los 12.000 efectivos.

La encuesta también arrojó como resultado que el 56 % de las personas cree que la Fuerza Pública hace todo lo posible por ayudar y servir a la gente, pero el 62 % considera que no detiene rápido a los delincuentes.

La encuesta se aplicó a 1.222 personas con celular, tiene una confianza del 95 % y un margen de error del 2,8 %.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *