Más

Suscribirse

Redes Sociales

La mayor celebración de candomblé en Brasil pide fin al racismo

El Bembé del Mercado, el mayor ritual de candomblé de Brasil, terminó en el estado de Bahía (noreste) después de cinco días con homenajes y celebraciones la preservación de las raíces africanas y el fin del racismo.

El municipio de Santo Amaro, cuna de los cantantes Caetano Veloso y Maria Bethânia, realiza desde el 13 de mayo de 1889 el Bembé del Mercado, un ritual que comenzó el religioso João de Obá y al que la presente edición, la 134, lo homenajeó con una estatua.

La fiesta religiosa del camdomblé, una religión afroamericana que concilia sus raíces africanas con matices católicos, en una de las principales expresiones del sincretismo, pasó de João de Obá a sus hijos y se popularizó entre los pescadores de Bahía.

El estado con mayor población negra en Brasil celebra todos los años en Santo Amaro el Bembé del Mercado junto al Día de la Abolición de la Esclavitud y la estatua en homenaje a João de Obá “endosa esa resistencia de la población negra”, destacaron los organizadores.

El busto de 56 centímetros y fabricado en resina revestida con polvo de mármol fue creado por la artista plástica Annia Rízia fue idealizado por el Museo Nacional de la Cultura Afrobrasileña (Muncab) de Salvador, la capital de Bahía.

la obra aboga por “la tolerancia de la población y de las autoridades con las tradiciones africanas”, en una actitud “simbólica y actual”, dijo a EFE José Raimundo Chaves, presidente de la Asociación Benéfica Bembé do Mercado, que organiza el encuentro.

En los últimos años la intolerancia religiosa ha venido aumentando en el país con el discurso de odio de un sector de la ultraderecha y en 2021, último año con datos oficiales consolidados, se registraron 966 casos, un 173 % más que en 2020, aunque con la pandemia presente.

La directora general del Instituto de Patrimonio Artístico y Cultural de Bahía (IPAC), Luciana Mandelli, destacó el reconocimiento del candomblé como “patrimonio inmaterial” de su estado y pidió también por el fin de la violencia causada por intolerancia religiosa.

Durante los cinco días de la celebración, el evento religioso y cultural reunió sesenta comunidades de religiones africanas y atrajo unos 5.000 visitantes, de acuerdo con la organización del festejo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *