Más

Suscribirse

Redes Sociales

La magia de los mercadillos suizos de Navidad

Suiza Turismo/Andre Meier.
Suiza Turismo/Andre Meier.

Rocío Gaia

Durante el mes de diciembre, el espíritu de la Navidad vive a lo largo y ancho de Suiza, y los mercadillos navideños derraman magia y encanto en todos los rincones de este país montañoso con lagos, aldeas, ciudades con barrios medievales, centros de esquí y espectaculares paisajes y sendas de excursionismo, situado en el corazón de Europa y atravesado por las altas cumbres de la cordillera de los Alpes.

A lo largo y ancho de este hermoso país alpino, que luce un atractivo especial en invierno al cubrirse de nieve, los mercadillos de Navidad se convierten en atractivos lugares de encuentro festivo, tanto en las bulliciosas ciudades suizas como en los pintorescos pueblos de montaña.

ZÚRICH

Uno de los mercados de Navidad más famosos de Suiza, los cuales en general comienzan a finales de noviembre de cada año y abren a diario durante la temporada navideña, es el de Zúrich, que se instala en la estación de tren principal, la estación de tren Zurich Hauptbahnhof, según informa Suiza Turismo, ST. (www.myswitzerland.com/es-es).

Este mercadillo navideño cubierto, uno de los más grandes de Europa, es conocido por su espectacular iluminación, con miles de luces parpadeantes que adornan los árboles y las fachadas de los edificios circundantes, según ST.
Añaden que los visitantes pueden pasear por su más de 160 casetas elegantemente decoradas con adornos navideños hechos a mano, disfrutar de deliciosos dulces suizos y beber vino caliente para mantener la calidez de su cuerpo ante el frío invierno suizo.

En el mercadillo de Zúrich, también destaca su “árbol cantante” donde varios coros de la región, subidos a una plataforma en forma de árbol de Navidad, trasmiten la alegría navideña a los visitantes interpretando un variado repertorio de villancicos.

Zúrich también ofrece un mercado navideño en la ciudad vieja y otro en la Sechseläutenplatz en la aldea navideña ‘Wienachtsdorf’, con una pista de hielo y una cancha de ‘curling’, según informa House of Switzerland (https://houseofswitzerland.org/es).

Otra de las grandes atracciones, es el tranvía navideño Märlitram, de color rojo y decorado festivamente, que recorre la calles de la ciudad, conducido por Papá Noel y acompañado por dos ángeles que cuentan historias navideñas a los niños que lleva a bordo.

LUCERNA

En Lucerna, el mercado navideño se celebra en la plaza de San Francisco, Franziskanerplatz, en el pintoresco casco antiguo de esta ciudad suiza, situada a orillas del lago de los Cuatro Cantones y conocida por su arquitectura medieval y su puente techado de madera Kapellbrücke.

Lucerna es una de las ciudades más bellas de Suiza, deslumbrando con su gran oferta cultural y musical, sus bellos edificios históricos y modernos, y su espectacular paisaje de montañas y lago.

Con las montañas suizas como telón de fondo, este mercado ofrece una experiencia mágica. Allí los visitantes pueden patinar sobre hielo en la pista del mercado, degustar platos suizos tradicionales como ‘fondue’ y ‘raclette’, y comprar regalos únicos, como relojes suizos y artesanías locales, según ST.

BASILEA

En Basilea, el mercado de Navidad se extiende por todo el casco antiguo, transformando la ciudad en un verdadero cuento de hadas invernal. Los puestos de madera venden todo tipo de productos, desde velas aromáticas hasta juguetes tradicionales.

Durante la temporada navideña, la ciudad situada a orillas del río Rin tiene un encanto muy especial y se sumerge en un mundo de luces que iluminan sus fachadas.

Uno de los aspectos más destacados de este mercado es su impresionante calendario de adviento, que presenta una ventana nueva iluminada cada día de diciembre.

Además del gran mercado, situado en las plazas Barfüsserplatz y Münsterplatz, en Basilea funciona el pequeño mercadillo ‘Adväntsgass im Glaibasel’, en una de las callejuelas mas encantadoras del barrio de Kleinbasel, la Rheingasse, contando también con una estupenda oferta gastronómica, según ST.

MONTREUX

El Mercadillo de Navidad de Montreux, conocido como el “Marché de Noël Montreux”, es el más grande de la Suiza francófona, según Suiza Turismo.

Situado junto al lago Lemán, destaca por su Papa Noel “volador” que sobrevuela cada tarde el mercado subido a su trineo de renos o la posibilidad de visitar la “Casa de Papa Noel” en la cima de la montaña local de Rochers-de-Naye.

Durante los días en que abre este emblemático mercadillo navideño, que cuenta con un número impresionante de actividades, el acceso en coche a Montreux es complicado por lo que es recomendable utilizar el transporte público, concluye ST.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *