Más

Suscribirse

Redes Sociales

La madre de la joven paraguaya no podrá enterrar sus únicos restos, destruidos por error

La madre de la joven paraguaya Romina Celeste Núñez, a la que su marido mató en la isla española de Lanzarote (Atlántico) en 2019, no podrá enterrar en su país los únicos restos que se recuperaron de su hija, porque fueron destruidos debido a un error.

Según contó su abogada en Televisión Canaria, la madre voló a Asunción con el disgusto de no poder dar sepultura a lo que quedó de su hija, después de que su esposo, el español Raúl Díaz, la matara, quemara su cuerpo, lo troceara y arrojara los restos al mar en varios puntos de Lanzarote.

Por este suceso, ocurrido en la madrugada de Año Nuevo de 2019, su marido ayer fue declarado culpable de homicidio por un jurado y está pendiente de que el juez dicte la condena.

El único resto que quedaba de la víctima era un pedazo de pulmón que fue encontrado el 15 de enero de 2019 en una playa de Lanzarote, dos semanas después de que Romina desapareciera de su casa, y que fue identificado como parte de su cuerpo por las pruebas de ADN.

La letrada Emilia Zaballos confesó ahora a su clienta, Míriam Rodríguez, tras conseguir un veredicto de culpabilidad para Raúl Díaz, algo que sabía desde hace ya un tiempo y no quería decirle hasta este momento, para no hundirla más.

Los restos, según explicó la abogada, fueron destruidos por un error que atribuye al juzgado canario de Arrecife que instruyó el caso, cometido cuando la magistrada que inició la investigación fue sustituida por otra.

Según esta letrada, el Instituto de Medicina Legal dio tres meses a la juez para que consultara a las partes (entre ellas la familia) qué hacía con esos restos, pero la instructora no trasladó a las acusaciones y la defensa ese emplazamiento, nadie contestó y el pulmón fue destruido.

Zaballos subrayó que Míriam Rodríguez está muy triste, porque, además de esperar que se hiciera justicia con el homicidio de su hija, anhelaba dar sepultura en su país de origen a lo que quedaba de ella para velarla allí y completar su duelo.

La defensa está en contacto con el Instituto de Medicina Legal para intentar que le entreguen a la madre de Romina las pequeñas muestras de tejido que se extrajeron del pulmón para las pruebas de ADN, con el fin de que al menos les dé una sepultura simbólica. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *