Más

Suscribirse

Redes Sociales

La Justicia boliviana emite la primera sentencia por biocidio

La Justicia boliviana sentenció a tres años y seis meses de prisión a un hombre acusado de matar a pedradas sin ninguna razón a un perro en la ciudad oriental de Santa Cruz, la primera condena en el país por el delito de biocidio, informó este sábado la Fiscalía General del Estado.

El Juzgado Treceavo de Instrucción Cautelar dispuso que Ronny Mendoza, de 26 años, cumpla la condena en la cárcel cruceña de Palmasola por el biocidio de un perro de raza cocker llamado Toffy, señaló el fiscal Departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, según un comunicado de prensa del Ministerio Público.

Entre las pruebas presentadas por la Fiscalía estuvieron imágenes de cámaras de seguridad, declaraciones de testigos y el examen veterinario que determinó la causa de la muerte del animal “por múltiples fracturas en el cráneo”, precisó el fiscal.

“Además, el sindicado aceptó su responsabilidad del delito y solicitó acogerse a un procedimiento abreviado, elementos que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que determinó la primera sentencia por un caso de biocidio”, agregó Mariaca.

El hecho ocurrió en agosto de 2022, cuando Toffy, que tenía 8 años, descansaba en la vereda de su casa en el barrio cruceño Los Tusequis y de pronto Mendoza comenzó a apedrearlo sin ninguna razón, causándole la muerte, según consta en el registro de las cámaras de seguridad que había en el lugar, explicó por su parte el fiscal Richard Almanza.

El propietario del animal denunció el suceso ante la Unidad de la Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma), que logró identificar al hombre y posteriormente lo detuvo y puso a disposición de la Fiscalía para la investigación correspondiente.

La Subdirección de Zoonosis de la Alcaldía cruceña destacó en su página de Facebook el trabajo coordinado entre esa entidad liderada por Zorka Alderete con el fiscal Almanza, Pofoma y las organizaciones civiles animalistas para lograr la sentencia y también agradeció la labor del abogado Rodrigo Herrera, defensor de la familia de Toffy en el caso.

En la misma red social, la asociación Amor por los Animales Bolivia (Aplab) destacó que “se hizo justicia” y agradeció “a todas las personas que levantaron la voz y dejaron el mensaje que los animales son sujetos de derecho”.

El biocidio está tipificado como tal en la legislación boliviana y se castiga con entre dos a cinco años de cárcel, mediante una norma contra el maltrato animal vigente desde 2015. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *