Más

Suscribirse

Redes Sociales

La ineptocracia

La ineptocracia es un término que acuñó el muy célebre y brillante escritor y poeta francés Jean d’Ormesson.

Donde hoy los brotes de fe, en algunas cosechas, se pierden por muchas razones, pero principalmente por hechos que humillan la moral pública, más allá del arrasador discurso de nuestro querido Presidente.

Para muchos, una utopía imposible de un idealismo complejo. Muchos escenarios se pueden escuchar, que si esto o lo otro fue un error. Que si la administración militar deja mucho que desear; que porque la familia del Presidente es corrupta, porque tienen relación con otros grupos y tienen contratos millonarios; que porque uno de sus hijos vive en Coyoacán y viaja en primera clase…

De verdad vale la pena poner en su justa dimensión cada punto y por qué no se dijo nada cuando algunos otros hijos y familiares viajaban en costosísimos aviones privados, o que se llevaban una corte celestial de ayudantes a vivir viajes de ensueño, de película de reyes y príncipes, a costa del erario.

La foto del pasado es una imagen que evoluciona, progresa, pero no a base de robos.

¿No será que el león piensa que todos son de su misma condición?
Momentos inconvenientes le van a costar a nuestro mandatario, pero sin duda alguna saldrá bien librado.

El círculo de confianza es cada vez más reducido, y hoy –dentro de los trabajos pendientes que se quedan como en cualquier administración del mundo– la decisión más importante es la de su sucesor.

Un par de sus precandidatos llenan ese perfil, son dos que no son mujeres, pero se saben promotores de su desarrollo y cuentan con muchas féminas en su equipo cercano, para continuar hoy la lucha interna, que es feroz dentro del partido en el poder.

Pero si no se recomponen, muy caro le va a salir al grupo de Morena, donde urgen reglas claras para determinar los tiempos y que los aspirantes renuncien a sus cargos públicos.

La ventaja del partido guinda es que la oposición no presenta un candidato fuerte y sólido que conecte con la gente, además de que son producto de profundas diferencias.

¿Acaso los partidos minoritarios seguirán ganando posiciones en el sureste? No sé, tal vez. Y en este tenor el Partido Verde Ecologista de México puede retomar Veracruz, un estado estratégico, ante la opacidad del gobernador actual.

Lo cierto es que nuestro Presidente evitó que México siguiera siendo una república de ladrones… <<

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *