Más

Suscribirse

Redes Sociales

La Guardia Nacional rusa pide tanques tras la rebelión fallida de Wagner

La Guardia Nacional rusa, fundada hace siete años por el presidente ruso, Vladímir Putin, quiere dotarse de tanques y armas pesadas, anunció su comandante en jefe, el general Víctor Zólotov.

“No tenemos tanques y otras armas pesadas de largo alcance. Vamos a introducirlas en las tropas”, dijo Zólotov a la prensa.

Según Zólotov, este asunto ya ha sido discutido con el presidente sin ofrecer más detalles, como la fecha de la entrega del equipo requerido a ese cuerpo militar.

El jefe de la Guardia Nacional rusa agregó que durante el motín del Grupo Wagner estuvo en contacto permanente con Putin y aseguró que los wagneritas no hubieron podido tomar Moscú.

“Podían acercarse a Moscú, pero no la tomarían”, aseguró.

Putin creó la Guardia Nacional en 2016, dotando a la nueva fuerza de seguridad de entre 350.000 y 400.000 miembros.

La Guardia Nacional obedece directamente al presidente, que puede ordenar su intervención armada en casos de emergencia, desordenes públicos y situaciones que pongan en peligro la seguridad nacional.

Los miembros de este cuerpo creado sobre la base de las tropas del Ministerio de Interior pueden disparar y usar la fuerza sin previo aviso “cuando hay situaciones de peligro para la vida de un ciudadano, de un miembro de la Guardia Nacional” o riesgo de que se cometa un crimen grave.

La Guardia Nacional rusa, implicada también en los combates en Ucrania, ya cuenta con artillería ligera y helicópteros de combate. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *