Más

Suscribirse

Redes Sociales

La Fiscalía de El Salvador acusa penalmente a 5 personas por la muerte de 9 aficionados

La Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador presentó la acusación penal contra 5 personas por la muerte de 9 aficionados en una estampida humana en el Estadio Cuscatlán el 20 de mayo pasado.

Inicialmente las autoridades gubernamentales informaron sobre la muerte de 12 aficionados, pero una representante de la Fiscalía -cuyo nombre no fue brindado por seguridad- indicó que son 9 y que se dio una “información errónea”, porque “no hay más”.

“Las investigaciones han determinado que hubo negligencia en la organización del evento deportivo por parte de los involucrados. Quienes estaban obligados a garantizar el desarrollo adecuado de una actividad de esta magnitud”, indicó la FGR en Twitter.

Explicó que los cargos atribuidos a los detenidos son homicidio culposo, lesiones culposas y estragos. Además indicó que la audiencia inicial contra los imputados se llevará a cabo el 2 de junio, en el Juzgado Primero de Paz de San Salvador.

A la presentación de la acusación penal no fueron llevados los imputados.

El pasado 25 de mayo, las autoridades detuvieron al presidente del equipo Alianza FC, Pedro Hernández, dos gerentes y otras dos personas.

Asimismo, fueron arrestados Reynaldo Avelar Contreras, gerente de la empresa Estadios Deportivos de El Salvador (EDESSA), encargada de la administración del Cuscatlán, y Samuel García Montano, encargado de las llaves del estadio.

La FGR apuntó que, según las investigaciones, “las puertas habilitadas (en el estadio) no eran suficientes para el número de aficionados” y que “esos únicos accesos además, no fueron abiertos con suficiente anticipación para un ingreso ordenado y seguro”.

Señaló que “los organizadores, al agotar las entradas disponibles para el encuentro deportivo, decidieron comercializar ilegalmente boletos emitidos para encuentros anteriores”.

El Ministerio Público apuntó que, de acuerdo con lo indagado, “las puertas habilitadas (en el estadio) no eran suficientes para el número de aficionados” y que “esos únicos accesos además, no fueron abiertos con suficiente anticipación para un ingreso ordenado y seguro”.

La muerte de estos aficionados se dio en el marco del partido de vuelta de los cuartos de final del torneo Clausura entre el Alianza y Futbolistas Asociados Santanecos (FAS).

Este hecho llevo a los dirigentes de la Liga Mayor y de la Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) a dar por finalizado el torneo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *