Más

Suscribirse

Redes Sociales

La FIFA marca entre sus prioridades la gestión de las lesiones cerebrales

La FIFA aseguró que la gestión de las lesiones cerebrales, con medidas como las sustituciones permanentes y el programa de gestión de éstas que ha aplicado en el Mundial de Qatar 2022, es una de sus prioridades médicas, con el principio de que “la salud es lo primero” como base.

En vísperas del Congreso que la FIFA celebrará el próximo día 16 en Kigali, en el que Gianni Infantino será reelegido presidente sin oposición, el director de la Subdivisión de Medicina de la FIFA, el doctor Andrew Massey, explicó que ambos objetivos son prioritarios en su línea de actuación.

“Nuestro objetivo es evitar que un jugador con lesión cerebral vuelva al terreno de juego antes de estar listo. De hacerlo así, tendríamos lo que se llama un falso negativo: cuando reconocemos a un jugador, pensamos que no tiene ninguna lesión y dejamos que siga jugando. Eso es lo más peligroso”, afirmó.

En una entrevista con la FIFA publicada este lunes, Massey recordó que una lesión craneoencefálica o conmoción cerebral puede tardar 72 horas en manifestarse y que como “el daño es exponencialmente mayor cuando se produce un nuevo traumatismo tras la lesión inicial”, la objetivo es “reducir la probabilidad de que se produzcan estos falsos negativos”.

“Según las investigaciones, al contar con sustitutos temporales, la probabilidad de que se produzca un falso negativo estaría en un rango de entre el 16 % al 25 %. Es decir que estaríamos enviando nuevamente al campo de juego a una de cada cuatro personas que presenta una conmoción cerebral que aún no se ha manifestado”, añadió.

Tras la última revisión hecha por la IFAB el pasado día 4 sobre los ensayos con sustitutos permanentes adicionales en casos de conmociones cerebrales, el responsable médico de la FIFA apostó por “tener un umbral más seguro”.

“Queremos cambiar el discurso con el que todos están de acuerdo para dejar de preguntarnos si una persona presenta una conmoción cerebral y, en lugar de ello, preguntarnos si se puede descartar una posible conmoción cerebral. Es por eso que los sustitutos permanentes son mucho más seguros, porque no hay ninguna posibilidad de que se produzca un falso negativo y no se corre ningún riesgo con alguien del que se sospeche que pudiera tener una conmoción cerebral, ya sea en función de los síntomas que presente en ese momento o el mecanismo de su lesión”, subrayó.

El doctor Massey recordó que Infantino al inicio de la pandemia en 2020, cuando él se incorporó a la FIFA procedente del Liverpool, afirmó que “la salud es lo primero” y lanzó probablemente “el mensaje de salud más pertinente que haya comunicado la FIFA desde que se creó hace 118 años”.

“La seguridad de las personas y de la sociedad era lo más importante, por lo que tuvimos que introducir numerosas estrategias para tratar de detener la propagación del virus, evitar las muertes e impedir que la gente se enfermara, hasta tal punto que en 207 de nuestras 211 federaciones miembro hubo que dejar de jugar al fútbol durante diferentes periodos de tiempo”.

Ante esa situación destacó la creación de “cursos de medicina de urgencia con el objetivo de que cada una de las 211 federaciones miembro cuente con una fuente de difusión nacional que pueda impartir estos cursos a todas las personas que forman parte del entorno futbolístico, con lo que se obtendría prácticamente un sistema piramidal”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *