Más

Suscribirse

Redes Sociales

La ex primera ministra peruana Betssy Chávez seguirá en prisión, decide tribunal supremo

La ex primera ministra peruana Betssy Chávez seguirá cumpliendo los 18 meses de prisión preventiva que se dictó en su contra el pasado 22 de junio por su presunta participación en el fallido intento de golpe de Estado del entonces presidente Pedro Castillo (2021-2022), informó el Poder Judicial.

La decisión fue tomada por el juez Juan Carlos Checkley, a cargo del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, quien declaró infundado el cese de prisión preventiva solicitado por Chávez.

Checkley consideró que “subsisten los peligros de fuga y de obstaculización que determinó la Sala Penal Permanente al dictar prisión preventiva” contra la ex primera ministra.

Chávez fue detenida el pasado 20 de junio en su domicilio en la ciudad sureña de Tacna después de que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema declaró fundada la petición del Ministerio Público, que la investiga por la presunta comisión del delito de rebelión y, alternativamente, conspiración, en agravio del Estado.

En su resolución, la Sala Suprema rechazó aplicar la misma medida a los exministros del Interior Willy Huerta y de Comercio Roberto Sánchez, también investigados por su presunta participación en el fallido intento de golpe de Estado del 7 de diciembre de 2022.

El pasado 26 de abril, el juez Checkley había rechazado imponer la prisión preventiva contra los tres exministros, aunque les dictó comparecencia y el pago de una fianza de 100.000 soles (27.700 dólares) contra Chávez, de 80.000 soles contra Huerta, y de 50.000 soles contra Sánchez.

Chávez estuvo al lado de Castillo en el Palacio de Gobierno cuando el expresidente anunció el cierre del Congreso, un gobierno de emergencia y la intervención del Poder Judicial el pasado 7 de diciembre, y había pedido a todo el gabinete que acuda a la casa de gobierno porque se trataba de un “día histórico”.

La ex primera ministra, que cumple la prisión preventiva en la cárcel de mujeres de Lima, afirmó a fines de julio pasado que era víctima de “actos de hostigamiento” en la prisión y que se le pidió firmar una carta en la que asegura que no sufre torturas, una denuncia que fue negada “enfáticamente” por el Instituto Nacional Penitenciario (INPE). EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *