Más

Suscribirse

Redes Sociales

La escuela del Nobel indio Tagore, inscrita como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco

La escuela experimental de Santiniketan, fundada a principios del siglo XX por el premio Nobel indio Rabindranath Tagore, ha sido incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

El organismo mundial hizo público en un mensaje en X, antes Twitter, la incorporación del centro académico, fundado por en 1901 por el Nobel literario y que recogía el testigo de su padre, Debendranath Tagore, que había construido un pequeño centro retiro para la meditación sobre ese mismo terreno antes.

Ubicada en una zona rural del distrito Birbhum, en el estado oriental indio de Bengala, Santiniketan fue conocido por ser la cuna de “una escuela residencial y un centro de arte basado en antiguas tradiciones indias y una visión de la unidad de la humanidad que trascendía las fronteras religiosas y culturales”, indicó la Unesco en su página web.

El filósofo y poeta indio pasó gran parte de su vida en este centro, que pasó de tener cinco alumnos a establecerse como universidad bajo el nombre de Vishva-Bharati, en su búsqueda por hermanar las culturas de Occidente y Oriente durante el periodo colonial de la India.

“A diferencia de las orientaciones arquitectónicas coloniales británicas predominantes de principios del siglo XX y del modernismo europeo, Santiniketan representa enfoques hacia una modernidad panasiática, basándose en tradiciones antiguas, medievales y populares de toda la región”, señaló el organismo mundial.

Vishva-Bharati es considerada a día de hoy como una reputada facultad especializada en estudio de la indología y las relaciones culturales internacionales.

Santiniketan se suma así a la lista de 40 monumentos históricos del país asiático que posee bajo esta categoría de la Unesco, incluído el icónico Taj Mahal.

Tagore, premio Nobel de literatura en 1913, compuso 2.230 canciones, mezcla de folklore y clasicismo, que aún se cantan en su Bengala natal y sintetizan las tradiciones musicales del subcontinente, y con tal impacto que dos de ellas son hoy los himnos nacionales de la India y Bangladesh. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *