Más

Suscribirse

Redes Sociales

La emperatriz Masako pide “diálogo” para lograr la paz mundial en su 60 cumpleaños

EFE
EFE

La emperatriz Masako de Japón, con motivo de su 60 cumpleaños, ha destacado la necesidad del “entendimiento y el respeto mutuos” para resolver los distintos conflictos vigentes en el mundo y lograr la paz.

Masako, cuya trayectoria en la familia imperial nipona se ha visto marcada por sus problemas de salud, también reflexionó sobre su trayectoria como emperatriz desde 2019 y las diferentes experiencias que ha vivido en el cargo, y señaló su voluntad de “continuar caminando hacia el futuro”.

La emperatriz subrayó “su profunda gratitud” hacia todos los que la han “cuidado”, en un comunicado difundido por la Agencia de la Casa Imperial nipona.

Desde que accedió a la familia imperial en 1993 al casarse con el entonces príncipe heredero Naruhito -ahora emperador-, Masako señaló que algunos de los momentos más duros y que le causaron “profundo impacto y pena” fueron el gran terremoto de Kobe (oeste) de 1995 y el seísmo y el tsunami que devastaron el noreste del país en 2011.

Lamentó asimismo las numerosas vidas que se han cobrado las guerras en todo el mundo, en particular las de niños, y subrayó la importancia de “entender y respetar a los otros a través del diálogo para construir un mundo pacífico”.

También quiso agradecer la hospitalidad y cariño que ha recibido de la ciudadanía en sus actos oficiales en distintas zonas del país, y describió su viaje a Indonesia del pasado junio como “una experiencia memorable” pese a sus reticencias iniciales a desplazarse al exterior, algo que no había hecho durante una larga temporada.

En ese sentido, la emperatriz continúa en proceso de recuperación y su condición sigue “fluctuando”, según indicó el equipo médico de la familia imperial en otro comunicado.

Los doctores a su cargo confían en que Masako seguirá mejorando con reposo tras su mayor participación en actos tanto dentro como fuera de Japón durante este año.

Masako accedió al trono del Crisantemo en 2019 junto al emperador Naruhito para inaugurar la era Reiwa.

Desde 2003, se ha visto obligada a reducir su agenda pública debido a una condición que la Agencia de la Casa Imperial ha calificado oficialmente como “desorden de ajuste”, aunque los expertos lo denominaban depresión y lo achacaban a las excesivas presiones sobre su figura y a la rigidez del protocolo imperial.

La emperatriz también se refirió al 30 aniversario de boda que celebró este año con Naruhito, a quien agradeció el apoyo “que le ha permitido llegar a este día”, y también confió en que la única hija de la pareja, la princesa Aiko, “continúe con sus años restantes de universidad de forma productiva”. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *