Más

Suscribirse

Redes Sociales

La duda de Mbappé en la primera fase, la dependencia de Francia de su figura

EFE/EPA/TERESA SUAREZ
EFE/EPA/TERESA SUAREZ

Iñaki Dufour

Una vez descartada la operación, “al menos a corto plazo”, y confirmada su continuidad en la Eurocopa 2024, la duda ahora corresponde al momento en que Kylian Mbappé volverá a la competición tras la fractura de nariz, con la improbabilidad de que lo haga tan pronto como el viernes ante Países Bajos, si lo hará el 25 de junio ante Polonia o más allá, entre la dependencia de su selección de su mejor estrella.

La dimensión de su posible ausencia, aún no confirmada, ante Países Bajos es importante. Goleador 47 veces en 80 partidos con su selección, además de entregar 28 asistencias, el 0-1 a Austria fue obra suya, cuando desbordó el lunes por agilidad y velocidad a Mweme por la banda y centró al área, donde Maximiliam Wöber despejó hacia su propia portería. Fue indispensable para la victoria, que encarrila la clasificación.

Realmente, lo es casi siempre para el conjunto de Didier Deschamps, nervioso primero ante el percance de su capitán, sobre el terreno, y preocupado después en rueda de prensa, cuando temía perderle para todo el torneo. No fue así. Sigue en competición. De los 20 últimos triunfos de la selección francesa en los últimos tres años, por ejemplo, en quince de ellos marcó algún gol, asistió a sus compañeros o hizo tanto lo uno como lo otro el atacante ya del Real Madrid.

Y, en las últimas cinco derrotas del conjunto dirigido por Didier Deschamps desde entonces, no dispuso de su delantero en tres de ellas. Ni en el 0-2 con Alemania ni en el 2-0 con Dinamarca ni en el 0-1 con Croacia.

También está en la memoria la exhibición de Mbappé en la final del Mundial contra Argentina, cuando marcó tres goles para provocar primero un empate agónico, forzar la prórroga y después llegar a los penaltis, cuando todo parecía imposible.

De vuelta a la concentración a Paderborn de la madrugada del martes, en torno a las tres de la mañana, después de cubrir la distancia de dos horas desde Dusseldorf, la selección sigue pendiente de Mbappé, reducida la alarma de los primeros momentos tras el golpe con su rostro en un hombro del defensa de Austria Kevin Danso, entre la hemorragia y el impacto que le provocó el choque.

“Es un poco prematuro establecer un calendario”

Su evolución determinará los plazos. La cercanía del partido contra Países Bajos, crucial para determinar la primera posición del grupo, el próximo viernes en Leipzig, pone muy en duda su presencia en ese choque.

El siguiente es el 25 de junio, dentro de casi una semana, frente a Polonia, pero entonces puede ser que la selección francesa ya esté clasificada de forma matemática para los octavos de final y como primera de su cuarteto, si gana a la ‘oranje’.

“La noticia fue bastante tranquilizadora en la medida en que no hay operación, al menos a corto plazo. En cuanto a su participación en lo que resta de torneo, es un poco prematuro establecer un calendario, así que vamos a esperar a la información médica, a ver cómo evoluciona durante el día”, contó este mediodía Phillipe Diallo, el presidente de la Federación Francesa de Fútbol.

“La información fue bastante positiva con el hecho de que no se sometió a una operación que podría haberlo apartado definitivamente de la Eurocopa, lo cual no es el caso”, abundó Diallo, que repasó los “exámenes” médicos que arrojaron “una serie de conclusiones bastantes rápidas” y “trataron de asegurarse de que las consecuencias fueran limitadas en cuanto a las consecuencias para él y su participación en el torneo”.

“No hay intervenciones quirúrgicas previstas a corto plazo”, ratificó Diallo de Mbappé, quien recibirá tratamiento durante estos días y deberá jugar con una máscara facial que le deben fabricar para proteger la zona dañada.

Los requisitos para este tipo de artilugios que establece el reglamento de la Internacional Board son que estén “fabricados con materiales blandos, ligeros y acolchados”, sin más especificaciones.

“Lamento que Kylian Mbappé se haya lesionado durante nuestro duelo. Le deseo una buena recuperación y espero que pueda regresar rápidamente a los terrenos de juego”, expresó, por su parte, el actor involuntario y fortuito de la fractura de nariz en el tramo final del partido del lunes: el defensa austriaco Kevin Danso. El mensaje lo publicó en francés.

En la Eurocopa 2000, Christophe Dugarry sufrió una fractura nasal, el 25 de junio de ese año en el primer tiempo del encuentro contra la selección española en el estadio Jan Breydel de Brujas, tras un choque con Michel Salgado. Ni siquiera fue sustituido en el duelo, correspondiente a los cuartos de final del torneo, pero no jugó tres días más tarde en las semifinales frente a Portugal. Sí lo hizo el 2 de julio en la final ganada frente a Italia.

¿Y Mbappé?. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *