Más

Suscribirse

Redes Sociales

La comisión de DDHH de Etiopía acusa a soldados de quemar viva a una persona

La comisión de DDHH de Etiopía acusa a soldados de quemar viva a una persona

La Comisión de Derechos Humanos de Etiopía (EHCR) responsabilizó hoy a las fuerzas de seguridad del Gobierno federal de haber quemado vivo a un hombre de la región norteña de Tigré en un vídeo que fue difundido en las redes sociales y generó mucha polémica.

“La ejecución extrajudicial de sospechosos (…) es una grave violación de los derechos humanos y debe investigarse con prontitud para garantizar una rendición de cuentas”, indicó el jefe de la EHCR, Daniel Bekele, en un comunicado.

Según una investigación preliminar de la comisión, los hombres uniformados que prendieron fuego a una persona en el polémico vídeo eran soldados del Ejército federal y policías de las fuerzas regionales de Benishangul-Gumz.

El incidente ocurrió el pasado 3 de marzo en la zona de Tekele, añadió la EHCR en un comunicado facilitado a Efe.

Asimismo, la comisión también confirmó el asesinato de al menos 20 agentes de seguridad del Gobierno central un día antes de este incidente, lo que empujó a los compañeros de los fallecidos a tomar “represalias brutales”.

Los agentes de seguridad registraron casa por casa esa zona en busca de posibles sospechosos y torturaron a varios tigriños hasta que uno de ellos admitió haber participado en los ataques en contra de las fuerzas federales.

Además del hombre que fue quemado vivo, informó la EHCR, los agentes de seguridad también mataron con sus armas a otras ocho personas de etnia tigriña.

Te podría interesar: 30,000 menores pueden morir de hambre en Etiopía

“El hecho de observar a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley del gobierno cometiendo estas atrocidades erosionará la confianza pública en el estado de derecho e incitará más abusos contra los derechos humanos”, lamentó Daniel.

El Gobierno federal de Etiopía libra una guerra con los rebeldes del Frente Popular de Liberación de Tigré (FPLT) desde noviembre de 2020.

Entonces, el primer ministro Abiy Ahmed ordenó una ofensiva contra el FLPT en represalia por un ataque contra una base militar y después de una escalada de tensiones políticas.

Desde finales de octubre de 2021, el FPLT consiguió avanzar sus posiciones hacia el sur y amagó con la posibilidad de marchar sobre Adís Abeba, que también es sede de la Unión Africana.

El temor a que los rebeldes pudiesen atacar la capital de Etiopía -el segundo país más poblado de África y un importante aliado de Occidente- animó los esfuerzos diplomáticos de la comunidad internacional para conseguir una solución negociada.

Sin embargo, el pasado 11 de febrero, la representante especial de la Unión Europea (UE) para el Cuerno de África, la alemana Annette Weber, lamentó que Etiopía aún “está lejos” de encontrar una solución pacífica al conflicto, aunque los rebeldes trigriños anunciaron la retirada de sus tropas a Tigré y el Gobierno central liberó a varios rebeldes y presos políticos a finales de diciembre.

Según la ONU, unos 5,2 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en Tigré y las regiones vecinas de Amhara y Afar.

Asimismo, miles de personas han muerto y unos dos millones han tenido que abandonar sus hogares debido a la violencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *