Más

Suscribirse

Redes Sociales

La Casa Blanca espera que la alerta sobre el techo de deuda fuerce un acuerdo

La Casa Blanca confió en que la alerta de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, de que el Gobierno federal podría quedarse el 1 de junio sin dinero para cumplir sus obligaciones consiga que los republicanos cambien de postura y permitan aumentar el techo de deuda sin requisitos.

“El límite de la deuda se incrementó tres veces bajo la presidencia de Trump (2017-2021). No debería ser distinto esta vez. Dado el tiempo limitado que ahora tiene el Congreso, está claro que la única vía práctica para evitar el impago es que el Congreso suspenda el límite de la deuda sin condiciones”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Yellen alertó este lunes que, tras revisar los ingresos fiscales federales recientes, su mejor estimación es que no se podrá seguir satisfaciendo las obligaciones del Gobierno potencialmente el 1 de junio, si el Congreso no eleva o suspende el límite de deuda antes de entonces.

La secretaria del Tesoro envió esa advertencia por escrito al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy; al líder demócrata en esa cámara, Hakeem Jeffries; al líder de los progresistas en el Senado, Chuck Schumer, y a Mitch McConnell, principal figura de la oposición republicana en la Cámara Alta.

Ese mismo día, el presidente estadounidense, Joe Biden, citó a los cuatro a una reunión en la Casa Blanca el próximo 9 de mayo para hablar del tema.

Jean-Pierre subrayó este martes que es hora de que McCarthy y el ala dura de los republicanos “cesen sus políticas suicidas y actúen para evitar el impago, que tendría consecuencias devastadoras para la economía y los estadounidenses”.

La portavoz destacó que Biden ha recalcado a esos cuatro políticos que el Congreso tiene la obligación constitucional de impedir el impago y apuntó que aunque hablará con ellos sobre el presupuesto y el gasto, no está dispuesto a negociar sobre el techo de deuda.

La Cámara de Representantes, de mayoría republicana, aprobó el 26 de abril un proyecto de ley para subir el límite de deuda a cambio de amplios recortes del gasto público, pero los demócratas no quieren condicionar una cosa a la otra y la Casa Blanca ya avisó que Biden vetará esa iniciativa si acaba llegando a su despacho.

El actual techo de deuda es de 31,4 billones de dólares y se alcanzó el 19 de enero. Ese mismo día el Tesoro activó “medidas extraordinarias” para pagar las cuentas y estimó que estas permitían continuar hasta el 5 de junio, un plazo ahora adelantado. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *