Más

Suscribirse

Redes Sociales

La campaña “¡Que Calor!” marca un hito para los trabajadores al aire libre de Miami-Dade

Los trabajadores de la construcción y la agricultura del condado Miami-Dade estarán pronto protegidos frente al calor extremo por una ordenanza única en Estados Unidos y hecha a medida del lema “agua, sombra y descanso” de sus promotores.

Es un avance “histórico” para todo Estados Unidos, dijo a EFE Esteban Wood, de la organización pro inmigrantes We Count!, que con su campaña “¡Que Calor!” ha logrado que por primera vez un condado estadounidense se comprometa a reducir los padecimientos de los que trabajan bajo condiciones extremas por las altas temperaturas.

Con 11 votos a favor y cero en contra, la Junta de Comisionados de Miami-Dade aprobó el martes en una primera votación una ordenanza que obliga a las empresas agrícolas y constructoras a permitir a sus trabajadores descansos a la sombra de 10 minutos cada 2 horas si las temperaturas superan los 90 grados Fahrenheit (32,2 grados Celsius).

También deberán establecer un programa de seguridad para el calor excesivo y suministrar agua en los lugares de trabajo, so pena de multas de hasta 3.000 dólares por día a los reincidentes.

Wood indicó que es un “primer paso” y todavía la norma debe pasar por dos votaciones, una en un comité el 11 de septiembre y otra en una sesión plenaria de la junta a finales de septiembre, pero dio por hecho que no habrá marcha atrás.

“Estas protecciones no deben ser controvertidas, son la diferencia entre la vida y la muerte para muchos de nosotros”, dijo a los comisionados antes de la votación Pedro Marcos Raymundo, un obrero de la construcción miembro de We Count!.

Las medidas que contiene la ordenanza son un viejo anhelo de los trabajadores al aire libre del sur de Florida, un estado que, a diferencia de otros como California, Oregón o Washington, no cuenta con unos estándares de protección frente al calor para ellos, dice el portavoz de We Count!, organización que en el pasado intentó sin éxito que el Congreso floridano tramitara alguna normativa similar.

Se calcula que en Miami-Dade hay unos 100.000 trabajadores de la construcción y la agricultura, muchos de ellos inmigrantes e indocumentados, que deben soportar durante sus jornadas laborales estivales altas temperaturas, un sol inclemente y una humedad por encima del 90 % y que se beneficiarán de la ordenanza.

Sin embargo, el número total de trabajadores al aire libre en el condado supera los 300.000, así que todavía queda mucho por hacer.

De acuerdo con We Count!, cada año mueren en Miami-Dade un promedio de al menos 34 personas por golpes de calor y Florida está a la cabeza de todo EE.UU. por hospitalizaciones por ese motivo.

“A medida que el sur de Florida experimenta avisos de calor récord con temperaturas que superan los 100 grados Fahrenheit (37,7 Celsius), los trabajadores al aire libre tienen 35 veces más probabilidades de morir en el trabajo debido al calor extremo que otros trabajadores”, señala WeCount!.

En los últimos 30 días el sur de Florida ha registrado temperaturas entre los 90 y los 110 grados Fahrenheit (entre 32,2 y 43 grados Celsius), pero la sensación térmica es mucho mayor debido al alto índice de humedad reinante, que solo alivian los aguaceros que se producen a diario.

Para este jueves está previsto que empiece a llegar a la zona del sur de Florida una amplia nube de polvo sahariano que hará disminuir las tormentas pero elevará las temperaturas, según los meteorólogos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *