Más

Suscribirse

Redes Sociales

La campaña de ONG alemana contra las fresas españolas no alcanza aún su objetivo en firmas

La campaña iniciada por una ONG alemana para desincentivar el consumo de fresas importadas de España aún no ha alcanzado el objetivo de firmas perseguido mientras la producción local de temporada de esos frutos ya está presente en supermercados del país.

Hasta ahora la campaña de la ONG Campact ha recogido poco más de 164.000 firmas en una petición dirigida a las cadenas Aldi, Lidl y Edeka y en la que se ha puesto el objetivo de reunir 200.000, aunque sin indicar qué tipo de acciones o decisiones pretende obtener con su iniciativa si alcanza o supera esa cifra.

Los organizadores de la campaña reconocen que no tienen datos sobre posibles reacciones de los consumidores a la misma.

“Somos una organización que hace campañas ‘online’. Nuestro parámetro para medir el éxito de una campaña es el número de firmas. En este caso hemos llegado a las 164.000, lo que muestra que es un tema que mueve a mucha gente”, dijo a EFE una representante de prensa de la ONG Campact.

“Sobre el comportamiento de los consumidores no podemos decir nada. Los supermercados tampoco han entrado en contacto con nosotros”, agregó.

La campaña de recolección de firmas contra la venta de fresas españolas es una de las muchas que realiza Campact sobre diversos temas.

Entre las campañas actualmente en vigor hay una contra la venta de consultas médicas a inversores privados, otra contra la privatización de las fuentes de agua potable y una tercera contra la ley contra los homosexuales en Uganda.

El llamamiento de Campact se dirige expresamente a las cadenas de supermercados alemanas Edeka, Lidl, Rewe y Aldi.

De ellas y preguntada por EFE la cadena Aldi Nord respondió que de momento no pueden constatar “ningún cambio en el comportamiento del consumidor en relación con las fresas españolas”.

“Como regla general, Aldi Nord trabaja en los meses de verano y siempre que sea posible y estén disponibles en temporada, con las frutas y verduras de Alemania. Además Aldi Nord, como en el pasado, comercializa fresas de las regiones de Huelva y Doñana y continuará en el futuro trabajando con socios y suministradores de la zona”.

La empresa precisó que la producción de frutas y verduras se somete al cumplimiento de las normas “GLOBALG.A.P.” e indicó que los productores de Huelva tienen que cumplir además para su distribución en Alemania desde julio de 2022 con la norma “GLOBALG.A.P. Add-On SPRING” u otra equivalente que certifica la gestión sostenible del agua, y agregó que ahí están incluidas las fresas con origen en aquella provincia andaluza.

Ya el pasado mayo la cadena Aldi Süd había anunciado que durante la temporada, que para esos frutos comenzó en Alemania el mes pasado, solo vendería fresas de producción regional para reducir el impacto ecológico de su producción y transporte.

El responsable de compras en esa cadena Erik Döbele indicó en un comunicado que su propósito de vender únicamente espárragos de producción alemana se extendería a las fresas, sin mencionar en este caso que la producción nacional fuera a reemplazar la importada más que por razones ligadas a la protección de la agricultura de proximidad.

“Lo que cuenta para nosotros es que siempre que haya disponibilidad de fresas regionales o alemanas, solo compraremos de estas en la temporada. Según el tiempo que haga, esto puede durar hasta finales de agosto”, agregó Döbele.

Las fresas y otras frutas fuera de las de temporada en Alemania suelen proceder de países como España, Portugal o Marruecos y de otros más lejanos como Sudáfrica y Chile, como es el caso de las uvas de mesa en las semanas actuales.

En medio de la campaña un grupo de parlamentarios alemanes que tenía previsto desplazarse a Andalucía para informarse, entre otros aspectos, de la situación del Parque Nacional de Doñana decidió cancelar su desplazamiento a esa comunidad autónoma española

La campaña de recolección de firmas de Campact alude específicamente a las repercusiones que puede tener el cultivo de fresas en la reserva natural de la costa andaluza. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *