La Cámara de Diputados de México aprobó el presupuesto para 2022

230 vistas
2 min lectura
EFE

La Cámara de Diputados mexicana aprobó este miércoles en lo general el presupuesto federal de 2022 con 274 votos a favor, 219 en contra y 3 abstenciones.

Sin embargo, la aprobación se dio con 1.994 reservas. Por lo que el diputado presidente, Sergio Carlos Gutiérrez Luna, declaró un receso para continuar el jueves a las 9.00 horas (15.00 GMT) con la discusión en lo particular.

La Cámara de Diputados aprobó el dictamen con proyecto de Decreto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2022, cuyo gasto neto total previsto asciende a 7,88 billones de pesos (unos 378.000 millones de dólares).

Esta cifra representa un incremento del 8,6 % con respecto a lo aprobado en 2021.

El documento prevé un déficit presupuestario 875,6 millones de pesos (unos 42,4 millones de dólares).

De la cifra total, el 74 % corresponde a gasto programable, es decir, «a las erogaciones (reparto) que la Federación efectúa en cumplimiento de sus atribuciones con base en los programas para proveer bienes y servicios públicos a la población», detalló la Cámara de Diputados en un comunicado.

«El 26 % corresponde a erogaciones de naturaleza no programable, las cuales se asocian al cumplimiento de obligaciones legales, distintas a las de carácter programable», continuaron.

Gutiérrez Luna informó que se presentaron 1.994 reservas a 37 artículos, 16 artículos transitorios y 45 anexos.

Durante la jornada de votación del presupuesto en la cámara baja se vivieron momentos de tensión con gritos de algunos de los diputados que también sacaron carteles a modo de protesta.

Aun así, cuando terminó la votación los diputados del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) celebraron los resultados y gritaron «Es un honor, estar con Obrador». EFE

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Festival de Cine Iberoamericano arranca mañana con 110 títulos

Siguiente noticia

Ana Botín destaca financiación de la banca para una «economía verde»