La bolsa de Londres se renovó para atraer a más tecnológicas tras Brexit

92 vistas
3 min lectura
Fotografía: EFE

La bolsa de Londres inició en 2021 un proceso de renovación para atraer a sus mercados más empresas tecnológicas y de sectores innovadores que potencien el crecimiento, a fin de mejorar su competitividad tras el Brexit o salida británica de la Unión Europea (UE).

Basándose en un informe del ex comisario europeo de servicios financieros Jonathan Hill, el ministro británico de Economía, Rishi Sunak, introdujo cambios regulatorios en la City que, entre otras cosas, promueven y facilitan las salidas a bolsa de nuevas compañías.

En el mismo año en que la bolsa de Ámsterdam batió varias veces al London Stock Exchange como principal enclave europeo, Londres, sede de valores clásicos como mineras o bancos, vio también ofertas públicas iniciales (OPI) de varias firmas punteras (aunque con diversos resultados para éstas).

Así, en 2021 saltó al mercado la aplicación de entrega de comida a domicilio Deliveroo, que se desplomó un 30 % en su debut el 31 de marzo y sigue un 45 % por debajo de su valor inicial. A su vez, la fabricante canadiense de microchips Alphawave, que en su OPI del 13 de mayo cayó un 21 %, cotiza actualmente a un 55 % menos que entonces.

Sin embargo, la empresa británica de biotecnología Oxford Nanopore se sitúa hoy un 60 % por encima de su precio de estreno el 30 de septiembre y los títulos de la compañía de defensa cibernética Darktrace superan en un 70 % su valor original del 30 de abril.

Sunak también ha permitido el regreso a la bolsa de Londres de las controvertidas Compañías con Propósito Especial de Adquisición (SPAC, en inglés), creadas en los años 90 en Estados Unidos, donde experimentan un nuevo auge.

En noviembre, Hambro Perks se convirtió en la primera Spac en cotizar en la City, donde durante años estuvieron ausentes estas empresas sin actividad operativa, cuyas acciones se emiten con el fin de realizar una futura adquisición o fusión en un sector concreto y antes de un vencimiento determinado.

Como parte de la modernización general del sector financiero, para competir con rivales como Shanghái o Nueva York, el Gobierno británico propone, asimismo, alterar la función de los reguladores, para que, al margen de su labor de vigilancia, se aseguren de que la normativa vigente fomenta «el crecimiento y la competitividad».

Te puede interesar: El Brexit es una oportunidad para crear empleo y unir al país, dice Johnson

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Londres destina más de 120 millones de euros en ayuda para países vulnerables

Siguiente noticia

La expresidenta surcoreana Park Geun-hye recibirá hoy el indulto