Más

Suscribirse

Redes Sociales

La Barbie de Katya Echazarreta, un referente para llegar a las estrellas

Cuando era una niña arrancaba el mandil a las muñecas Barbie que, por ser de piel morena, representaban solamente a mujeres dedicadas al trabajo del hogar y las imaginaba haciendo lo que ellas quisiesen. Ahora, Katya Echazarreta, la primera mujer mexicana en viajar al espacio, cuenta con una de estas icónicas figuras hecha a su semejanza.

“Recuerdo que cuando me tocaba una así (con traje de limpieza), lo primero que hacía yo, se lo quitaba. Porque yo no quería que fueran representadas de esa manera”, relató en entrevista con EFE Echazarreta, quien consideró que las mujeres latinas pueden tener todo tipo de oficios y ocupar múltiples puestos.

La joven de 27 años, nacida en Guadalajara, en el occidental estado de Jalisco, se convierte ahora en una Barbie, la muñeca número uno en el mundo. La figura creada por Mattel, que no saldrá a la venta, forma parte de la colección Role Model, que reconoce desde 2015 a mujeres “que rompen los límites” para inspirar a las generaciones más jóvenes.

Lleva un traje espacial de color azul marino sobre el que figuran parches, como el que contiene la leyenda Space of Humanity, organización que seleccionó a la mexicana para viajar al espacio.

Además, la muñeca tiene el mismo corte y color de cabello que Echazarreta. Su piel también es morena, algo que la ingeniera electrónica valora y defiende especialmente por haber sido una característica que por décadas – y que incluso sucede en el presente- muchas mujeres tuvieron que esconder.

“Tenemos como referente de la mujer ideal, a la mujer europea, desde que somos niñas esas son las imágenes que vemos de belleza: alta, delgada, rubia y blanca. Pero ¿qué creen?, yo no soy esa mujer”, sentenció.

Ahora, miles de niñas podrán ver a esta Barbie y tener un referente real, más allá de una astronauta genérica.

“Siento una gran felicidad al saber que las niñas van a poder tener esta imagen porque yo no la tenía”, compartió, y consideró que probablemente habrá niñas que incluso por parte de su familia no reciban apoyo pero que al ver a la muñeca sepan que pueden lograr grandes cosas.

NUEVOS TIEMPOS, NUEVAS BARBIES

Para Echazarreta, quien en junio de 2022 logró llegar al espacio a través de la empresa Blue Origin, en la misión Shepard NS-21, Barbie ha logrado actualizarse y seguir el camino adecuado en cuanto a saber reflejar a las mujeres e inspirar a las niñas.

“Definitivamente los tiempos han cambiado y yo siento un gran amor por Barbie porque conforme pasaron los años ellos se dieron cuenta de que tenían que cambiar. Ellos tenían que entender la responsabilidad social que una muñeca así tiene en las niñas y eventualmente en las mujeres”, sentenció.

La Barbie de Echazarreta fue presentada en vísperas del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. En este mes, Katya envía un mensaje de sororidad a las mujeres para que, cuando a alguna de ellas le lleguen pensamientos de envidia hacia sus compañeras, ponga atención al porqué.

Y también invitó a todas las personas a reflexionar sobre la idea de éxito, ya que para ella el significado de esta palabra cambió rotundamente cuando pudo ver el planeta Tierra desde el espacio.

Desde allí, lo único que quería, relató, era compartir la experiencia. Entonces se dio cuenta de que lo importante no era ella misma, ni que ella pudiera ver lo que estaba viendo, sino que regresara y contribuyera a más avances de la ciencia.

Además, confesó que también fue consciente entonces de sus errores y de las personas a las que había perdido “por ser como era”, es decir, por haber renunciado a la familia y los amigos por querer prosperar en su carrera.

“Es algo horrible darte cuenta de eso es algo muy triste. (…) Realmente para mí el éxito es sentir felicidad con las persona que yo he ayudado, sentir esa satisfacción en mi corazón, en mi alma, en mi mente, de que todo lo que yo estoy logrando no es para mí, es para que los demás puedan tener más oportunidades y que no estoy sacrificando a las personas importantes en mi vida para lograrlo”, terminó la astronauta. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *