Más

Suscribirse

Redes Sociales

La bailarina española María Pagés quiere impulsar el flamenco a nuevos escenarios

Llevar al flamenco a nuevos escenarios e impulsar la creatividad en este arte, son dos de los objetivos de la bailarina española, María Pagés, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2022, para llevar esta danza a un nuevo nivel de reconocimiento.

“La danza flamenca ahora tiene un desarrollo importantísimo en el mundo de la danza y dentro de las artes escénicas, que abarca más allá del mero baile flamenco, sino que es un arte escénico total y está en los grandes escenarios y con creadoras y creadores muy importantes haciendo cosas interesantísimas y de un gran nivel de excelencia”, dijo en una entrevista con EFE durante su visita a México.

Nacida en Sevilla, la cuna del flamenco, Pagés es una de las coreógrafas más reconocidas en España, particularmente en este género musical al que concibe como “un arte contemporáneo vivo”.

Su labor de creación, investigación y difusión de este arte la han hecho merecedora del Premio Nacional de Danza en la categoría de Creación, en 2002 y de la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes en la modalidad Danza, en 2014, por parte del Ministerio de Cultura de su país.

Aunque el flamenco es uno de los géneros más representativos de la cultura española, “no es conocido y valorado lo suficiente allende las fronteras” debido, en gran medida, a que le rodean ciertos prejuicios relacionados a que es un baile regionalista que se desarrolla sólo en ciertos espacios, consideró Pagés.

“La danza flamenca aún no es bien conocida, por tanto no bien valorada. Vivimos todavía rodeados de muchos estereotipos que influyen en reducirla a una idea que no es la que corresponde a su realidad, la danza flamenca es un arte en continua evolución y muy presente”, aseguró.

Originado en el siglo XVIII en la región de Andalucía, el flamenco es producto del mestizaje de diversos grupos que convergieron en esa región y símbolo de la cultura andaluza que lo llevó a ser nombrado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en 2010.

NUEVOS ESCENARIOS

Pagés ha impulsado la idea de llevar el flamenco a otros escenarios y posicionarlo como un arte con cierto estatus.

“Si tú dices ópera, ya la ubicas en un estatus valorado per se, ni siquiera sabes lo que vas a ver, ni lo qué es, ni cómo se hace, ya está situado, el flamenco todavía no y eso es una labor de deshacerse de muchos estereotipos y, sobre todo, de crear voluntades e interés tanto a nivel social como institucional”, afirmó.

La directora del Centro Coreográfico que lleva su nombre trae a México, “De Sheherezade”, un espectáculo que antes fue estrenado en el Gran Teatre del Liceu, de Barcelona y que cumple con el interés de llevar el flamenco a nuevos espacios y crear comunidad con otros actores culturales.

“Esto ya nos situó en un lugar que es el que anhelamos dentro de nuestro activismo, de situar la danza en teatros de ópera, con partners que se unen para hacer posible una creación de danza flamenca en un teatro de ópera, es un paso importante porque no suele pasar”, aseguró Pagés.

CREAR PUENTES CON LATINOAMÉRICA

Para la bailarina, “De Sheherezade” es la puerta que abre la posibilidad de generar vínculos con instituciones de México y Colombia que permitan crear una red de artistas latinoamericanos y europeos que se retroalimenten desde diversas perspectivas.

Además de la presentación de la obra en recintos de la Universidad de Guadalajara y el Tecnológico de Monterrey, Pagés generó vínculos que permitirán estrategias de formación para jóvenes estudiantes y profesionales.

“Vamos a hacer programas de colaboración para abrir puentes, ese nexo y esa red que intentamos crear ya tiene un inicio, ya hay un proyecto donde van a estar implicados tanto creadores y creadoras de México como de Colombia y lo estamos haciendo paralelamente con españoles o europeos”, explicó.

Un primer acercamiento en este vínculo de ida y vuelta será la convocatoria para que cinco coreógrafos y tres creadores realicen una residencia en el Centro Coreográfico María Pagés durante dos semanas para capacitarse y sumergirse en el universo creativo de este centro ubicado en la ciudad de Fuenlabrada.

“Estamos impulsando a los jóvenes dentro de la creatividad flamenca porque es muy difícil llegar, situarse y luego, mucho más, mantenerse, a que sea una profesión que te dé una manera digna de vivir, que tengas espacios y oportunidades donde representar tus obras, la excelencia requiere una práctica y una inversión que no siempre ellos la pueden tener”, concluyó. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *