La 4T, incontenible; Por decisión popular, se pinta de guinda la geografía mexicana

149 vistas
10 min lectura
Mario Delgado proclama a Morena ganador con todavía un escaso recuento. Fotografía: EFE

Se confirma que la mayoría de los mexicanos optaron por continuar dentro del proceso político propuesto por el gobierno de la 4T

Vox Populi, Vox Dei… y la voz de Dios se dejó escuchar en las urnas durante las elecciones del pasado 6 de junio: por decisión popular la geografía mexicana se pintó de guinda y con ello se le otorga el más amplio respaldo popular al presidente Andrés Manuel López Obrador para que continúe con su proyecto de transformación nacional.

Nunca como ahora, un presidente mexicano había recibido tal apoyo de la población justo en las elecciones intermedias. Andrés Manuel López Obrador es el presidente más popular del que se tenga registro en la historia nacional. Eso queda confirmado tras darse el conteo final de votos de las elecciones del antepasado domingo.

La elección de 300 diputados federales de Mayoría Relativa y 15 gubernaturas, cargos que en su mayoría fueron ganados por las y los candidatos del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), confirma que la mayoría de los mexicanos optaron por continuar dentro del proceso político propuesto por el gobierno de la Cuarta Transformación.

Tras el conteo de 49 millones 151 mil 320 votos, se confirmó que de las 300 diputaciones de Mayoría Relativa en disputa, 123 fueron para Morena, 70 para el PAN, 32 para el PT, 31 para el PVEM, 30 para el PRI, siete para el Movimiento Ciudadano y siete para el PRD. Aún están por designarse las 200 diputaciones de Representación Proporcional, en donde la mayor cantidad corresponderá a Morena.

De esa forma, sin mayor problema, Morena –el partido color guinda fundado por el presidente López Obrador– tendrá la posibilidad de alcanzar la mayoría simple dentro de la Cámara Federal de Diputados, la que se podría convertir en mayoría calificada una vez que se concreten las alianzas al interior de la cámara baja.

Con la mayoría calificada, dos terceras partes de los 500 diputados, el partido Morena estará en posibilidad de continuar con el proceso de la Cuarta Transformación que propone el presidente López Obrador, lo que se podría llevar a cabo a través de cambios sustanciales a las leyes, incluidas reformas a la Constitución Política del país.

La mayoría calificada de Morena en la Cámara de Diputados también será el baluarte del presidente López Obrador para lograr que los próximos proyectos de egresos e ingresos de la Federación sean aprobados sin modificaciones y conforme a lo proponga el jefe del Ejecutivo Federal, lo que será sin duda una gran ventaja para consolidar la Cuarta Transformación, según lo consideró el politólogo de la UNAM, Gerardo Alanís.

Pero lo que sin duda significa el mayor avance en materia de consolidación del proyecto de la Cuarta Transformación, es el triunfo en 11 de las 15 gubernaturas que estuvieron en disputa, en donde las y los candidatos de Morena se alzaron con el triunfo.

Este triunfo, estima el politólogo Gerardo Alanís, será medular para que a nivel nacional se sigan fortaleciendo las políticas sociales y de combate a la corrupción propuestas por el Presidente, quien ahora contará con el respaldo de los gobiernos estatales de Tlaxcala, Michoacán, Guerrero, Sonora, Sinaloa, Baja California, Campeche, Baja California Sur, Colima, Nayarit y Zacatecas.

A ello hay que sumar que Morena también tendrá control de 18 congresos locales, lo que también contribuirá para que los procesos de reformas a la Constitución –que plantee el presidente López Obrador– se puedan llevar a cabo sin mayor problema y con la garantía de respaldo al proyecto de la Cuarta Transformación.

El partido del presidente López Obrador, tendrá mayoría legislativa en los congresos locales de Colima, Chiapas, Tabasco, Baja California, Veracruz, Tlaxcala, Sinaloa, Sonora, Guerrero, Baja California Sur, Zacatecas, Campeche, Ciudad de México, Morelos, Hidalgo, Oaxaca, Nayarit y Puebla.

En Puebla, Morena en alianza con el Partido de Trabajo se hizo de 11 diputaciones, mientras que la alianza PAN-PRI-PRD, logró nueve. La coalición Morena-Panal, logró dos diputaciones, mientras que el PT-PSI se llevaron una curul. En Nayarit, Morena en alianza con el PT se hizo de 17 de las 18 diputaciones en contienda.

En el estado de Hidalgo, Morena ganó 14 escaños, 12 de ellos fueron ganados en alianza con el PT- PVEM y Nueva Alianza, en tanto que otros dos los obtuvo como partido único. En Baja California Sur, Morena 12 de las 21 diputaciones en disputa, las que obtuvo en alianza con el PT. Las otras diputaciones fueron para el PAN-PRD-PRI, que actuaron solos y a veces en alianzas.

En Sinaloa, el triunfo fue arrollador: Morena en alianza con el Partido Alianza Sinaloense, se llevó 23 de las 24 diputaciones. Solo una diputación fue para la alianza PRI-PAN-PRD, esto en el distrito de El Fuerte, una zona controlada por los grupos del narcotráfico.

En Baja California, Morena se llevó el “carro completo”, al lograr un triunfo inobjetable en los 17 distritos electorales de esa entidad. Este caso también se repitió en Tabasco, donde Morena contabiliza un contundente triunfo en los 21 distritos electorales.

En Chiapas, Morena y sus aliados, el PT y el PVEM, así como los partidos locales Chiapas Unido y Mover a Chiapas, obtuvo el triunfo en 22 de los 24 distritos electorales locales. En dos distritos Morena ganó como partido único. En tanto que, en Veracruz, el partido oficial se llevó el triunfo en 28 de los 30 distritos locales.

En el estado de Colima, de las 16 curules de mayoría relativa en contienda, Morena alcanzó el triunfo en siete, como partido único, y dos más en coalición con Nueva Alianza. Por su parte el PVEM ganó una diputación, mientras que la alianza PRI-PAN-PRD obtuvo seis.

En Tlaxcala, Morena conserva también la mayoría en la legislatura local, al ganar 11 de las 15 diputaciones en disputa. Un caso similar al de Sonora, en donde el partido oficialista obtuvo el triunfo en 18 de los 21 distritos electorales locales.

En Guerrero, según lo refieren los conteos finales, Morena se perfila como el dueño del congreso local al ganar 15 de los 27 distritos electorales. Mientras que en Baja California Sur, los y las candidatas del partido guinda se llevaron el triunfo en 12 de los 16 distritos locales.

En el estado de Zacatecas, el congreso será dominado también por Morena, allí el partido guinda ganó 9 de los 18 distrito electorales, siete fueron ganados por la alianza PAN-PRD-PRI. Mientras que en Campeche, Morena logró 11 de las 21 diputaciones. Las otras diez fueron para la alianza PAN-PRI-PRD y MC.

En la Ciudad de México, pese a que hubo una derrota en la mayoría de las alcaldías, el congreso local queda en control de Morena, en donde 24 diputaciones son para este partido, cinco para el PRD, 11 para el PAN, cuatro para el PRI, seis para candidatos independientes, tres para el PT, dos para el PES y una para el PVEM.

En el estado de Morelos, Morena obtuvo el triunfo en seis de los 12 distritos electorales. En dos de esos distritos Morena fue como partido único y en cuatro en alianza con Nueva Alianza y PES, mientras que, en Oaxaca, este partido se alzó con el triunfo en 19 diputaciones locales, Aquí, otras diputaciones fueron ganadas por la alianza PRI-PAN-PRD.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

La historia de los libros

Siguiente noticia

Los anuncios más importantes del Nintendo Direct de este E3 2021