Más

Suscribirse

Redes Sociales

Jin Zhuanglong y Elon Musk hablan sobre el futuro de vehículos de nueva energía

El ministro de Industria de China, Jin Zhuanglong, se reunió este miércoles en Pekín con el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, para “intercambiar opiniones” sobre el desarrollo de vehículos de nueva energía y coches conectados, indicó un escueto comunicado de este ministerio chino.

Se trata del primer viaje de Musk a China desde 2020 y coincide con aumento de la competencia de los fabricantes de automóviles chinos con Tesla.

El miércoles, el ministro de Exteriores chino, Qin Gang, recibió al empresario, a quien aseguró que China sigue comprometida con una “apertura de alto nivel” y a crear “un entorno de negocios orientado al mercado”.

“La modernización de China conlleva un potencial de crecimiento y una demanda sin precedentes, y esto incluye la industria de los vehículos de nueva energía. China seguirá promoviendo una apertura de alto nivel y seguirá comprometida a crear un entorno de negocios internacional, con base a la ley y orientado al mercado, para empresas de todo el mundo, incluyendo Tesla”, señaló Qin.

El titular de Exteriores chino agregó que el desarrollo de su país es “una oportunidad para el mundo” y que “unas relaciones saludables, estables y constructivas entre China y Estados Unidos beneficia no solo a todos los países sino al mundo entero”.

Por su parte, Musk señaló que “los intereses de Estados Unidos y de China están interconectados como hermanos siameses” y que “Tesla se opone al desacople y espera seguir expandiendo sus negocios en China”, según el comunicado.

En 2019, Tesla abrió en la ciudad oriental de Shanghái su primera “gigafactoría” fuera de Estados Unidos, planta de la que salieron más de 710.000 vehículos en 2022, lo que, según el rotativo oficial Global Times, supone algo más de la mitad de sus ventas a nivel global.

En abril, la marca anunció que abrirá una nueva fábrica en Shanghái para producir sus “Megapack”, unas baterías de almacenamiento de energía empleadas para estabilizar las redes eléctricas y evitar cortes de suministro.

Esta nueva planta de Tesla en Shanghái tendrá una capacidad de producción de unas 10.000 unidades del citado producto cada año, según reveló la compañía. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *