Japón seguirá investigando la seguridad de las vacunas de Moderna

123 vistas
3 min lectura
Fotografía: EFE

El Gobierno de Japón señaló hoy que seguirá investigando las posibles reacciones en pacientes a las vacunas de Moderna. Esto después de que la compañía afirmara que las partículas de acero halladas en algunas de sus dosis no suponen un riesgo sanitario.

Moderna hizo públicos el pasado miércoles los resultados de los análisis de las impurezas detectadas en una partida de sus vacunas fabricadas en España y distribuidas en Japón, que fueron identificadas como «partículas de acero» procedentes de un fallo técnico en la línea de producción de Rovi, su proveedora española.

Estas anomalías «no suponen un riesgo excesivo desde el punto de vista médico», según un comunicado conjunto publicado por Moderna y su distribuidora en Japón, Takeda, y del que se hizo eco este jueves el ministro portavoz del Ejecutivo, Katsunobu Kato.

La influencia de este problema sobre la campaña de vacunación de Japón «será mínimo», según dijo hoy en rueda de prensa Kato. Quien explicó que se han garantizado suministros alternativos para sustituir las 1,63 millones de dosis que fueron bloqueadas al detectarse las impurezas.

Las vacunas retiradas correspondían a tres lotes producidos al mismo tiempo y en la misma planta de Rovi; y fueron bloqueados como medida de precaución tras detectarse las irregularidades en frascos correspondientes a una de las tres partidas.

FALLECIMIENTOS Y RELACIÓN CON LAS VACUNAS

Las autoridades niponas investigan la muerte de dos personas que fueron vacunadas con uno de los tres lotes antes de que llegaran a ser retirados; con el objetivo de esclarecer si hay alguna conexión entre los fallecimientos y la inoculación.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad dijo hoy a EFE que se continúan analizando las casos de posibles reacciones a las vacunas de Moderna, incluyendo los dos citados fallecimientos, en las reuniones de expertos que monitorizan la seguridad de los fármacos anticovid.

La misma fuente no quiso pronunciarse sobre si las autoridades niponas contemplan imponer algún tipo de sanción a las farmacéuticas por el problema de los viales contaminados.

En su comunicado, Takeda y Moderna señalaron que por ahora «no hay pruebas» de que las muertes hayan podido ser causadas por las vacunas; aunque destacan la importancia de llevar a cabo una investigación formal para confirmarlo.

Te puede interesar: Moderna anuncia que su vacuna es efectiva contra variantes en un estudio

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Sudáfrica rehúsa acoger refugiados que han huido de Afganistán

Siguiente noticia

Piden a Senado prohibir pruebas en animales en industria cosmética