Más

Suscribirse

Redes Sociales

Japón cierra el capítulo de uno de sus prófugos más buscados presentando cargos póstumos

X
X

Las autoridades japonesas pusieron punto y final tras casi medio siglo al capítulo de uno de sus prófugos más buscados, Satoshi Kirishima, con la presentación de cargos penales por parte de la fiscalía de forma póstuma.

La policía confirmó oficialmente hoy lo que los análisis de ADN (cotejados con muestras de familiares) ya sugerían, que el varón de 70 años que falleció en un hospital de la prefectura de Kanagawa, al sur de Tokio, el pasado 29 de enero, cuatro días después de confesar ser el fugitivo, era efectivamente quien decía ser.

El anuncio se produce después de que las autoridades determinaran su identidad a través de las pruebas biológicas y el registro de su domicilio, según informó la cadena pública NHK.

La policía remitió este martes el hombre a la fiscalía de forma póstuma, bajo sospecha de violar la ley de control de explosivos e intento de asesinato.

Kirishima estaba en la lista policial de personas más buscadas del país desde 1975 por su supuesta implicación en una serie de atentados con bombas en importantes empresas entre 1974 y 1975, incluidas Mitsubishi Heavy Industries o Mitsui.

Fue miembro en su momento del denominado Frente Armado Antijaponés de Asia Oriental (Eaajaf, por sus siglas en inglés), una organización declarada terrorista de la nueva izquierda japonesa y de corte anarquista que operó entre 1972 y 1975.

El hombre, que en sus años a la fuga trabajó como contratista para obras en la ciudad de Fujisawa, bajo el nombre falso de Hiroshi Uchida, sin seguro médico ni tarjetas, reconoció su identidad sabedor de que le quedaba poco tiempo de vida, pues padecía un cáncer terminal, y quería morir bajo su verdadera identidad, dijo.

Kirishima era buscado como supuesto responsable de colocar y detonar un explosivo casero en el Instituto de Investigación Económica Industrial de Corea, en el barrio tokiota de Ginza, en el año 75, aunque negó cualquier participación en este incidente durante sus interrogatorios hospitalarios.

Sí apuntó a su participación en otros cuatro, por lo que la policía decidió remitir este martes los cinco casos a los fiscales.

Las autoridades tienen previsto seguir investigando cómo Kirishima logró evitarlos durante 49 años y si alguien lo ayudó a sobrevivir, algo que el hombre, que se mostró arrepentido por su participación en los atentados, habría negado. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *