Jamás se saca la espada sin razón, pero tampoco se envaina sin honor

351 vistas
4 min lectura
Fotografía: EFE

Carlos Bayo Martínez

No es lo mismo ser oposición que estar en el poder, y tampoco es lo mismo criticar que ser criticado. No es lo mismo tener la piel suave ahora, cuando antes era dura, políticamente hablando.

Es fácil desde el poder prohibir lo que antes se veía como un derecho. Ahora le tocó a la autollamada 4T defender con hechos la Reforma Eléctrica.
Como lo hemos anotado en este espacio, el corrupto régimen anterior hizo y deshizo con sus reformas en las llamadas empresas productivas del Estado, como Pemex. Por lo menos, la mayoría no lo sabe.

En ese momento, la oposición, con la voz cantante de Citlalli Hernández –ahora secretaria general de Morena–, dijo que, si su partido ganaba la Presidencia, el litro de gasolina costaría 10 pesos.

¿Y? Bueno, sabemos que no es así, al igual que la luz, que se dijo estaría más barata, pero no conozco a nadie que diga que bajó, al contrario…

Me pregunto cuántos diablitos tiene la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y no me refiero al más grande, quien dirige ahí, sin conocer la vergüenza, pues es una desfachatez que aun con su oscuro pasado, siga en su cargo. El Presidente lo perdonó, pero eso no quiere decir que olvidemos sus antecedentes.

¿Cuánto representan los miles y miles de negocios, y casitas o casotas que están colgadas a la luz y no pagan ni han pagado?, ¿cuánto dinero se generaría en la CFE si se pagara?

Venía por carretera y observé comercios de lámina a pie de carretera, más de cinco seguidos, no solo con luz, sino hasta sistemas de cable por satélite.
Increíble que en el país se esté subsidiando la gasolina, y otros servicios a gente que de verdad no lo necesita, porque son comerciantes que no pagan predial, impuestos, luz, etcétera, y además reciben bonos.

La carestía, como otros problemas, no es culpa del Presidente, pero si él no puede estar en todo, y su equipo en muchas ocasiones no informan bien, por miedo o temor a perder el trabajo, lo hemos dicho varias veces.

De Yautepec, Morelos, a la Ciudad de México, vi cero patrullas a las 11 de la mañana. Por tanto, nos preguntamos: ¿los informes son reales? ¿De verdad creen que los delitos han bajado, cuando la titular de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, no sale a verificar lo que vive la población, y asigna contratos millonarios para vigilancia, como lo hace, con criterios que desconocemos?

Es increíble que a estas alturas del partido no se hayan presentado renuncias en avalancha, por el mal desempeño de muchos, salvo casos que el mismo mandatario haya pedido por obvias razones.

El titular del Ejecutivo federal necesita de todos y de una oposición justa y de su propio partido capaz de defender los ideales del mismo, pero no puede estar en todo. Es tiempo de cerrar filas con el Presidente y con México.

carlos.bayo@angelmetropolitano.com
Twitter: @CaBayodeTroyaMx

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

López Obrador acusa de «traición» a diputados por rechazar reforma eléctrica

Siguiente noticia

AMLO dice que gobernador de Texas tiene intereses electorales