Jalife se defiende de nuevas acusaciones de antisemitismo en entrevista

97 vistas
2 min lectura
fuente: la octava

Recientemente Jalife, reconocido geopolitólogo tuvo que confrontar al conductor del programa La Octava, debido a que este comenzó a confrontarlo respecto a las polémicas que surgieron en la década pasada debido a que se le acusó de ser antisemita y juiofobo.

El tema abre con la mensión de limar asperezas con Sheimbaum, quien es judia, y ahí efectivamente Jalife hace mensión de lo entregada que es la política con su religión, es así que el conductor del programa pasa a preguntar acerca de la postura del politólogo respecto al estado de Israel (entendiendo que desde su creación el Israel ha sido una nación polémica debido a que la postura que señala que es un estado ilegitimo alega que el territorio que tomaron pertenece en realidad a los árabes mientras que la postura que apoya a Israel alega que es el territorio legítimo de los judios), pregunta que en general hubiera sido adecuada de preguntar a una persona como lo es Jalife, quien ha dedicado su carrera a analizar temas de esta índole, sin embargo en este caso resultó molesto ya que más que irse por la línea geopolítica La Octava decidió profundizar en la vida personal del experto y las polémicas en décadas pasadas.

Es así que comienzan los cuestionamientos en los que se infiere una acusación de antisemita al experto, se señala un artículo en el que presuntamente Jalife utiliza el estereotipo rico de los judios, sin embargo, Jalife responde que no se trata del uso de un estereotipo sino de una realidad en wall street, hace referencia al hecho de la existencia de banqueros judíos.

La entrevista se desvió por completo hasta que Jalife simplemente explotó, y haciendo alusión al éxito que ha tenido su carrera se retiró del programa molesto.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Luis Suárez se entrena por primera vez con la plantilla de Nacional

Siguiente noticia

Daniil Medvedev: «Para identificar a Rafa Nadal tengo una palabra, asombroso»