Más

Suscribirse

Redes Sociales

Italia propone una mina abandonada en Cerdeña para construir el Einstein Telescope europeo

Italia defendió hoy su candidatura para acoger el Einstein Telescope, un proyecto europeo que pretende detectar en un futuro ondas gravitacionales, y apostó por construirlo bajo tierra en la mina abandonada de Lula, en la isla de Cerdeña (este).

“Estoy absolutamente convencido de que Lula es la mejor candidatura posible, decididamente superior a la neerlandesa”, dijo en un foro sobre esta instalación el premio Nobel de Física 2021 y experto en la teoría cuántica de campos, Giorgio Parisi, en declaraciones recogidas por los medios.

El científico, al frente del comité italiano creado para promover la candidatura, reconoció que la elección final a nivel europeo será “política”, por lo que pidió al Gobierno italiano que “se comprometa decididamente y por escrito” con este proyecto.

El telescopio Einstein será un observatorio subterráneo de ondas gravitacionales, mucho más sensible que los detectores de ondas que ya existen y, por tanto, permitirá a los científicos ver por primera vez las “edades oscuras” del universo.

Esas ondas, predichas en la Teoría de la Relatividad General en 1915, se detectaron por primera vez un siglo después, en 2015, y ofrecen una nueva forma de estudiar el universo, ya que se pueden observar las vibraciones del propio espacio-tiempo, algo que abrió una nueva era en el estudio del universo.

Precisamente, la primera vez que fueron observadas y medidas fue gracias a los sensores de Ligo en Estados Unidos y a los de Virgo, en la Toscana italiana, cerca de la ciudad de Pisa.

Ahora Italia quiere que el nuevo observador europeo se construya en su territorio, concretamente en la vieja mina abandonada de SOS Enattos en la zona rural de Lula, en provincia sarda de Nuoro.

Parisi previó ante colegas internacionales que la elección será al final del próximo año y para ver el telescopio operativo habrá que esperar hasta el 2032 o 2033, en lo que se construye el sensor subterráneo hipersensible de unos 30 kilómetros de longitud.

El presidente de Cerdeña, Christian Solinas, afirmó que están “intensificando los esfuerzos, a todos los niveles, desde el político al institucional y científico al nacional y local, para apoyar con fuerza y decididamente la candidatura italiana”.

La ministra de Universidades e Investigación, Anna Maria Bernini, confirmó la voluntad del Gobierno, en manos de la ultraderechista Giorgia Meloni desde octubre, de seguir defendiendo el proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *