Más

Suscribirse

Redes Sociales

Israel llega al cuartel de Hamás en Jan Yunis mientras el acuerdo de tregua se demora

EFE/EPA/ABIR SULTAN / POOL
EFE/EPA/ABIR SULTAN / POOL

Israel destruyó este domingo el cuartel general de Hamás en Jan Yunis, bastión del grupo en el sur de la Franja de Gaza, mientras se desvanecen las esperanzas de que un acuerdo de tregua pueda anunciarse esta noche.

“El movimiento aún no ha dado una respuesta y está llevando a cabo consultas finales con miembros de nuestro pueblo y sus facciones nacionales de manera que cumpla con el interés del pueblo palestino de detener la agresión, la reconstrucción y la liberación de los prisioneros”, indicó una fuente de Hamás al canal Al Aqsa, vinculado al grupo.

“Se espera que la respuesta llegue pronto”, agregó el reporte sobre el posible nuevo acuerdo para una tregua en la Franja de Gaza, que permita la liberación de rehenes por presos palestinos.

Aunque no se han publicado los detalles del borrador de acuerdo, las últimas informaciones filtradas apuntan a la liberación de los 136 rehenes que mantiene Hamás en cautividad, algunos ya muertos, durante un plazo de 142 días a cambio de la liberación de más de 100 presos palestinos por rehén.

Sin embargo, el grupo islamista exige como punto de partida el compromiso israelí de que accedan a un cese el fuego permanente que ponga fin a la guerra, algo que Israel no está dispuesto a aceptar porque su objetivo es “desmantelar a Hamás”.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, insistió hoy en su reunión semanal con el gabinete de gobierno en que Israel “no aceptará cualquier acuerdo, ni a cualquier precio” sobre una tregua en la Franja de Gaza, mientras se esperaba la contraoferta de Hamás a una propuesta de acuerdo mediada por Catar y Egipto.

Los mediadores entregaron el pasado jueves a Hamás un borrador de acuerdo -que ya contaba con el visto bueno de EEUU e Israel- que el grupo islamista aceptó de forma preliminar, aunque con asuntos aún que cerrar.

El grupo islamista ha presentado una propuesta más definida y espera una respuesta de Israel, aunque aclararon que el punto principal es el fin de las hostilidades y la salida de las tropas israelíes del enclave, adelantaron a EFE fuentes de Hamás.

El gabinete de guerra de Israel tenía previsto reunirse esta noche para estudiar la contrapropuesta de Hamás, que no ha llegado todavía, mientras enfrenta una fuerte presión interna, sobre todo de los familiares de los rehenes, para pactar un acuerdo que permita su liberación.

A la espera de tener noticias sobre una posible tregua, el Ejército israelí prosiguió hoy su dura ofensiva militar en el área de Jan Yunis, bastión de Hamás en el sur de la Franja, y anunció la destrucción del cuartel general del grupo en esa ciudad.

Allí se encontró un centro de entrenamiento de la Brigada Jan Yunis, y oficinas de su comandante Mohamed Sinwar, hermano de Yahya Sinwar, líder del grupo islamista dentro del enclave y el objetivo más buscado de Israel en esta guerra, considerado el cerebro de los ataques del 7 de octubre.

El complejo, conocido como Al Qadsia, era la base de esa brigada, una de las más poderosas del brazo armado de Hamás, y allí se planificó y se entrenó a miembros del grupo para los ataques del 7 de octubre en Israel, informó hoy el Ejército.

El 7 de octubre, más de 3.000 milicianos de Hamás protagonizaron una incursión armada contra decenas de comunidades del sur de Israel, la mayoría kibutz, matando a más de 1.200 personas y secuestrando a más de 250.

La guerra declarada por Israel a Hamás ese mismo día se ha cobrado la vida, dentro de la Franja, de más de 27.300 gazatíes y herido a más de 66.600, según el Ministerio de Sanidad de la Franja, controlado por el grupo.

Más de 120 gazatíes murieron en bombardeos israelíes en las últimas 24 horas, no solo en Jan Yunis, sino también el Deir al Balah, ciudad de Gaza, o incluso en Rafah, la supuesta zona segura en el extremo meridional del enclave.

En la base de Hamás destruida en Jan Yunis, el Ejército dijo haber encontrado una fábrica de armas y un amplio arsenal que incluye misiles antitanque, ametralladoras, RPGs, explosivos, granadas y municiones

“Al entrar en la zona, las fuerzas identificaron que el complejo tenía trampas explosivas de los terroristas de Hamás, incluso camufladas dentro de los muros, que fueron neutralizadas por fuerzas de ingeniería”, indicó un comunicado castrense.

El Ejército israelí también informó hoy de que soldados de la Brigada de Paracaidistas han intensificado los combates en los últimos días en la zona de Al Amal, en el oeste de Jan Yunis, donde Israel alega que se esconden milicianos de Hamás, y que han encontrado armas, entradas a túneles subterráneos, puestos de observación y fábricas de armas.

En el área está el hospital del mismo nombre, asediado desde hace casi dos semanas, y donde la Media Luna Roja palestina, que gestiona el centro, ha denunciado múltiples ataques y la imposibilidad de acceso de las ambulancias. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *