Israel asevera que la eficacia de la vacuna Pfizer cae 64% con la variante Delta; EE. UU. lo niega

2571 vistas
4 min lectura
ARNm
EFE/EPA/ABIR SULTAN/Archivo

En Israel, donde la mayoría de la población fue inoculada con la vacuna Pfizer, se ha dado un descomunal disparo de casi 6,000%, de los casos con Covid-19, según Daily Mail (05.07.21), lo cual quizá se deba a la explosiva “variante Delta”—la más contagiosa de todas las variantes—proveniente de India.

El dato no es menor, ya que el hoy defenestrado primer israelí “Bibi” Netanyahu había apostado a la inoculación masiva de la población con la vacuna Pfizer, de la que es mandamás su correligionario Albert Bourla.

La íntima relación entre Netanyahu y Albert Bourla—oriundo de Tesalonica(Grecia) de una familia sefardita— provocó que sus críticos acusaran a Pfizer de selectividad supremacista. No faltaron algunos que la tildaran hasta de “vacuna sionista”.

Desde inicios del mes pasado había alertado aquí, diche sea con humildad de rigor, que Pfizer había sufrido un fuerte tropiezo en Israel(https://bit.ly/3qWhIXs).

Más bien Pfizer representa la “vacuna nacional” de Israel, ya que más de 5 millones, del total de 9 millones de sus habitantes, fueron inoculados con la vacuna Pfizer.

En realidad, no solo Israel ha sido golpeada por la variante Delta. También California, el Estado más poblado y pudiente de EE. UU. , ostenta que la cepa delta representó el 36% de los casos en el mes de junio.

En forma similar los Estados de Nevada, Arkansas y Missouri también han sufrido un incremento con la variante Delta.

El presidente Biden, quien ha promovido publicitariamente la inoculación masiva de la población estadounidense, no pudo cumplir su promesa de alcanzar el 70% debido a que la gran mayoría se niega a ser inoculada en las regiones rurales.

Gran Bretaña, que aún no puede demostrar la eficacia de su controvertida vacuna AstraZeneca-–que aún no goza con la aprobación de la FDA de EE. UU.—, también ha sido golpeada por la variante Delta y ostenta un disparo del 627%, cuyo 90% de casos activos provienen de la cepa que devastó a India durante la primavera—debido en gran parte a sus festejos litúrgicos(https://bit.ly/3hlCKeI)—que ha provocado más de 200,000 muertes en ese lapso.

En EE. UU., los manufactureros de sus vacunas se defienden como gatos boca arriba.

Inclusive, Pfizer asevera que su vacuna es todavía efectiva contra la variante Delta-–que alega tener una efectividad del 64%, mucho menor que sus datos de efectividad del 95% frente a otras cepas (FT: 05.07.21)—-, al unísono de Moderna—que también manufactura una vacuna mRNA, muy similar a la de Pfizer—anunció que su vacuna es también efectiva contra la variante Delta.

Quien más se jacta de la efectividad contra la variante Delta, es Johnson & Johnson, que solamente requiere de una única inoculación(https://nyti.ms/3AA1k37).

Se trata de una batalla mercadológica entre las firmas de vacunas del “Big Pharma” para no perder fortunas en la carrera de la “guerra de las vacunas”.

https://www.facebook.com/AlfredoJalife

http://vk.com/id254048037

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

El gobernador de Tamaulipas, cada vez más cerca de la cárcel; Enjuician a prestanombres y primo de Cabeza de Vaca

Siguiente noticia

Investigación apunta a un origen zoonótico del Covid-19