Más

Suscribirse

Redes Sociales

Irak incauta tres millones de “píldoras narcóticas” en la frontera con Siria

Irak incauta tres millones de "píldoras narcóticas" en la frontera con Siria

 Las autoridades iraquíes anunciaron este sábado la incautación de más de tres millones de “píldoras narcóticas” escondidas en cargamentos de frutas en un puesto fronterizo con Siria, se informó en un comunicado oficial.

La incautación de las pastillas “que incluyen diferentes tipos de píldoras narcóticas” tuvo lugar en el puesto de Al Qaem, en la gobernación de Al Anbar (oeste), y “estaban escondidas dentro de cajas de manzanas en un camión”, dijo la Autoridad de Puertos Fronterizos en el comunicado, según la agencia oficial iraquí, INA.

Señaló que la Policía detuvo al conductor del camión, sin precisar su nacionalidad, y que los servicios de inteligencia vigilaban al detenido “tras recibir información de fuentes secretas” sobre un intento de introducir “una gran cantidad de píldoras narcóticas” en el país.

Te podría interesar: El feminismo del mundo se reunirá en México para crear su Internacional

Aunque no reveló el país de origen ni el tipo de las pastillas incautadas, Irak y otros vecinos árabes, particularmente Arabia Saudí y Emiratos Árabes, han sido blanco en los últimos años de los traficantes de Captagón procedentes de Líbano y Siria, país que se ha convertido en un centro de producción de esa droga debido a la inestabilidad causada por el conflicto armado sirio.

Las autoridades emiratíes anunciaron a fines de febrero la incautación de 4,5 millones de pastillas de Captagón escondidas en latas de judías, en una de las operaciones de contrabando más importantes en el país del Golfo.

El tráfico de drogas es castigado en Irak, Emiratos Árabes y Arabia Saudí con largas penas de prisión y hasta pena de muerte.

El Captagón es una anfetamina que anula la sensación de miedo y fatiga, y fue ampliamente usada por los combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que conquistó amplios territorios de Irak y Siria en 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *