Más

Suscribirse

Redes Sociales

Innegable falta de capacidad

Existen sensaciones amargas, donde se han ido anidado sentimientos de tristeza e impotencia de la sociedad, al ver que al paso de los días las cosas no solo siguen igual, sino mejor dicho, peor, como el Sistema de Trasporte Colectivo Metro.

Bien lo dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, el pueblo cada vez tiene más conocimiento de las cosas, y tiene libertad de conciencia.

Qué culpa tiene el pueblo de verse contaminado con tanta publicidad. Por todos lados y sombras de perfiles que declaran ganadora a una persona diciendo “Es ella”. Es ella por todo el país.

¿Quién pagó? ¿Quién autorizó? Porque, así como descuidaron los temas más básicos y fundamentales, qué terrible dolor enterarnos de una pérdida humana o la falta de un amigo o familiar que hoy le cambió el destino a toda una familia por negligencia y omisión al no hacer bien su trabajo. Qué triste cargar en los hombros tantos temas de dolor, desde niños aplastados en una escuela, hasta los problemas del Metro y más.

Y andar por el país promoviendo lo bueno que hay en la capital… como la falta de agua en algunas demarcaciones o el haber perdido la mitad de las alcaldías con la débil oposición.

¿Quién saldrá a desmentir esto, la Fiscalía capitalina? ¿Como lo de la ministra, cuando arropó una mentira y luego se desdijo?

¿O algún diputado de la bancada morenista que promueve box en el Zócalo y se rasgó las vestiduras diciendo que entre todos hicieron la coperacha y pagaron los espectaculares?

Lo cierto es que la tragedia viene de la mano de una semana muy complicada, en donde al margen del terrible accidente, el tiempo habla, como en esta columna lo hemos dicho desde hace mucho,
¡ella no es! Ya basta de ineptitudes, pónganse a trabajar o renuncien.

¿Será que ahora sí extraditen rápido a los detenidos en Sinaloa? Me parece que van a hacer una agenda fast track donde no hay mucho que negociar con nuestros socios del norte y ahora sí tendremos que aplicar el plan DN-3 en muchos asuntos políticos, haciendo una analogía.

Vaya papel que le corresponde al canciller, esperemos un buen resultado por el bien de México.
Vaya que al Presidente le llenaron las tres bases y le toca batear a un cuarto bate, pero aun con ese entradón no se deja amedrentar por el bateo.

Y esto le ayuda a esclarecer y confirmar que su corazón, más que con una candidata o candidato, está con México, sin dejar de reconocer que son buenos algunos aspirantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *