Más

Suscribirse

Redes Sociales

Incidente con abrazo a Scholz en aeropuerto plantea dudas sobre su seguridad

La noticia de que un individuo logró abrazar este miércoles al canciller alemán, Olaf Scholz, en la pista del aeropuerto de Fráncfort (sur) tras colarse en su caravana y sin que interviniesen sus guardaespaldas, avanzada esta mañana por los medios, ha planteado dudas sobre la seguridad del mandatario.

“En efecto, el encuentro y el abrazo que se produjeron ayer en el aeropuerto de Fráncfort no habían sido previstos por el canciller, así que le sorprendieron”, confirmó en una rueda de prensa en Berlín uno de los portavoces del Gobierno, Wolfgang Büchner.

No obstante, el canciller en ningún momento se sintió amenazado y confía plenamente en la labor de la policía, afirmó Büchner, que reconoció que aún así el incidente plantea preguntas que serán “esclarecidas de forma minuciosa”.

“Que se me acerque la gente a saludarme no me ha impresionado nunca mucho. En esa situación no percibí nada dramático”, afirmó por su parte el propio Scholz, preguntado sobre el incidente, en una comparecencia ante los medios durante una visita de trabajo a Tallin (Estonia).

Según informaron esta mañana los medios alemanes, un individuo siguió con su automóvil a la caravana del canciller y penetró así en la pista del aeropuerto, donde, cuando Scholz descendió de su vehículo, se acercó a él, le estrechó la mano y le abrazó.

El canciller había participado anteriormente en los actos del 25 aniversario del Banco Central Europeo (BCE), donde pronunció uno de los discursos centrales junto con la presidenta de la institución, Christine Lagarde.

Büchner dijo no tener conocimiento de que el hombre, que fue detenido de inmediato tras el incidente y sobre el que no ha trascendido ninguna información, intercambiara ninguna palabra con el canciller.

Según el semanario “Der Spiegel”, el individuo era un hombre de 48 años, al parecer de origen griego y residente en Fráncfort, que supuestamente estaba bajo los efectos de alguna droga.

Por su parte, un portavoz del Ministerio del Interior, Sascha Lawrenz, calificó el incidente de “inaceptable” e indicó que el suceso será analizado para establecer cómo se produjo el error y con el fin de tomar medidas que eviten que se repita algo similar.

Explicó que la seguridad del canciller es responsabilidad de la Oficina de la Policía Criminal (BKA) pero que durante los desplazamientos se pone en marcha un complejo operativo en el que participan diversos cuerpos y que en este caso concreto estuvo implicada también la policía del aeropuerto y del estado federado de Hesse.

Lawrenz agregó que la fiscalía ha abierto una investigación contra el individuo que abrazó a Scholz para determinar si cabe la posibilidad de que por su parte se haya producido un delito.EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *