Más

Suscribirse

Redes Sociales

Iglesia católica alemana pierde feligreses

1,3 millones de personas dejaron de declararse católicos o evangélicos. Muchos católicos «no quieren apoyar económicamente a esta Iglesia», asegura la exmiembro del Camino Sinodal Dorothea Schmidt.

Michael Rind, habitante de Colonia y contador de profesión, es uno de los que ha abandonado recientemente la Iglesia católica. Para este católico de 56 años, según cuenta a DW, fue un proceso largo y doloroso, de “muchos momentos de shock” y “dolorosas tomas de conciencia” sobre los casos de la violencia sexual en la archidiócesis de Colonia

Rind se refiere al papel de la Conferencia Episcopal, no sólo a la hora de tratar el escándalo de los abusos, sino también en cuestiones fundamentales de la atención pastoral. “Hay personas a las que la Iglesia debería integrar, como a homosexuales o divorciados que se vuelven a casar”, dice Rind. Pero con demasiada frecuencia ve “un trato inhumano”, apunta Rind.

La cantidad recaudada por este gravamen en 2022 asciende a 13.000 millones de euros, 200 millones más que el año anterior. Sin embargo este dato es engañoso, según el estudio. Este impuesto está ligado al de la renta, explica. Y mientras que los ingresos por este último aumentaron un 4,5 %, los del impuesto eclesiástico solo lo hicieron un 1,5 %.

Además de los feligreses que han dejado de pagar este impuesto —que en algunos casos es requisito para recibir los sacramentos—, el estudio afirma que «las iglesias contaron significativamente más muertes que bautismos y reingresos combinados». En los últimos 20 años, el número de miembros de las iglesias se ha reducido en una cuarta parte, hasta alrededor de 40 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *