Más

Suscribirse

Redes Sociales

¿Idiocracia o democracia?

El pueblo de México se politiza cada vez más, informado y con un instrumento de consulta y datos gratis que es la mañanera, claro, con sus bufones en algunos casos que hacen agendas o pines para regalarle al mandatario, hasta reporteros que se desvelan día a día para llevar a sus medios las notas que de ahí salen, y nada menos que del Presidente de la República.

No dejan de existir los sensores de las falsas morales y de augurios catastróficos, mismos que son auspiciados por poderes que siempre han visto por sus propios intereses.

Un caso de esta entrada del partido uno –de varios– es el de la ministra Yasmín Esquivel con su tesis de licenciatura, que es o no es plagio.

Cualquiera que sea el resultado, lo cierto es la incertidumbre, lo cierto es saber la verdad, porque el pueblo se lo merece

El presidente López Obrador es honesto y sabrá ser justo de comprobarse que la ministra y aspirante a dirigir la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) copió su tesis para titularse de abogada. 

No importando el golpe bajo al Presidente, por haber faltado a su confianza y habiendo gozado de su simpatía ella y su familia, ¿el problema sería legal? ¿Sería válido lo que ella firmó? ¿Sería capaz la UNAM de mentir (no creo) o la SCJN de solapar? Tampoco lo creo posible.

O como me dijo un joven estudiante: ¿cómo quedamos aquellos que nos esforzamos día a día para ser letrados en Derecho, esto a quién deshonra?

Son, sin duda, tiempos que el mandatario federal sabrá sortear, y muy bien, porque de ser plagio, jamás se prestará a solapar a nadie, y de no serlo, también sabrá cómo manejarlo.

Otros temas, además de este, tiene la historia. En verdad la educación política del pueblo la hemos visto en asignaturas muy dolorosas, como despojos, privatizaciones, desapariciones, delincuencia organizada y corrupción. 

La lista es larga. En esta época, son otras materias: apoyos sociales reales, menos corrupción, obras de gobierno necesarias, apoyo a recién nacidos, jóvenes, madres, adultos mayores y gastos finales con un DIF sólido. En suma, un gobierno del pueblo y para el pueblo.

Veremos a las “corcholatas” o el verdadero “tapado”, que puede o no ser “corcholata”. Y el pueblo sabrá no irse con las fintas.

Terminamos 2022 e iniciamos otro año con mejores pronósticos y más esperanzas. Feliz y próspero Año Nuevo a nuestros lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *