Más

Suscribirse

Redes Sociales

Hugo López-Gatell, soberbio y arrogante

El también encargado de la estrategia contra la pandemia de Covid-19 –donde hizo un pésimo papel–, sabe que miles de pacientes con enfermedades y padecimientos mentales se encuentran a punto del colapso por falta de medicamentos, pero se burla de ellos.

Sigue pasando el tiempo y la soberbia y arrogancia del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, va en aumento. El desabasto de medicamentos para enfermedades mentales aún no se regulariza, ante la creciente demanda de los pacientes, y el desorden que priva en el sector Salud en cuanto a la distribución.

El también encargado de la estrategia contra la pandemia de Covid-19 en México –donde hizo un pésimo papel–, sabe perfectamente que miles de pacientes con enfermedades y padecimientos mentales se encuentran a punto del colapso ante la falta de sus medicamentos, e incluso algunos de ellos se han quitado la vida.

Y es que desde finales de 2022, la Cofepris impuso una sanción a la empresa Psicofarma para que dejara de producir y distribuir los medicamentos psiquiátricos que elaboraba.

Por ello inició un desabasto tanto en farmacias del sector salud como en las privadas, y miles de pacientes tuvieron que interrumpir sus delicados tratamientos, ante la falta de un plan eficaz de las autoridades.

Desde esa fecha, infinidad de familias han protestado, pues los padecimientos de sus familiares –ansiedad, depresión, bipolaridad, esquizofrenia y otros trastornos– han empeorado de manera más que preocupante.

Sin embargo, son ignorados por las autoridades sanitarias, especialmente por López-Gatell, quien ha llegado incluso a burlarse de ellos.

Pese a los llamados de diversos colectivos para que se restablezca el abasto de medicamentos controlados y de alta especialidad, la autoridad sanitaria da palos de ciego. Y no obstante que la Cofepris aseguró en mayo que ya estaba todo arreglado con Psicofarma para que se restableciera el abastecimiento de los medicamentos referidos, eso nunca sucedió…

UNA ACTITUD ARROGANTE

Ante esta situación de emergencia que López-Gatell minimiza y evade, un grupo de padres de familia de pacientes afectados, increpó recientemente al subsecretario de Salud en un evento de Morena en la alcaldía Iztacalco, donde desplegaron una manta exigiendo su atención.

Vale anotar que el servidor público había hecho caso omiso de comparecer ante legisladores para explicar su fallida estrategia de salud, alegando múltiples compromisos, pero sí asistió a este evento de Morena, el 21 de julio.

Y al cuestionado subsecretario de Salud, no le quedó de otra más que reconocer ante los quejosos que tenían razón en cuanto al desabasto de medicamentos para pacientes psiquiátricos y neurológicos, pero no desaprovechó la oportunidad de llamarlos “arrogantes”, por desviar la atención del tema que se trató en el acto político. De ese tamaño es su desdén y falta de empatía.

El problema es el siguiente: el sector salud se desentiende de los poco más de 4 millones de pacientes psiquiátricos que se vieron obligados a interrumpir sus tratamientos ante la falta de medicamentos, pues el acuerdo al que llegó Cofepris con Psicofarma fue darles su aval para que distribuyeran los fármacos que se habían asegurado, mismos que ya se agotaron… pero como la sanción contra el laboratorio sigue vigente, no pueden producir más medicamentos.

Fuentes consultadas en Cofepris explican a Ángel Metropolitano que todo este problema se puede resumir en una palabra: “corrupción”. Explican por qué: “El laboratorio Psicofarma no le quiso entrar con los moches a los directivos, por eso frenaron su producción y aseguraron miles de sus productos en bodega. Ese fue el problema, que la corrupción en el sector salud sigue existiendo”.

MEDICAMENTOS PIRATA,
UN LUCRATIVO NEGOCIO

Otro grave problema que aqueja al sector, y que le pega directamente a los pacientes y sus familiares, es que el desabasto de medicinas ha provocado un mercado ilegal de medicamentos pirata, en el cual se pierden 30 mil millones de pesos.

En este sentido, el presidente de la Unión Nacional de Farmacias (Unefarm), Juvenal Becerra, afirmó que la falta de medicamentos y la pandemia de Covid-19, propiciaron un crecimiento en la ilegal industria de medicamentos pirata.

En una entrevista que dio al diario Reforma, acusó que antes de la pandemia, se tenía un monto global de entre 5 y 6 por ciento de medicamentos falsificados, y al primer trimestre de este año aumentó al 8 por ciento, lo que representa un impacto económico de 30 mil millones de pesos.

Becerra apuntó que, por el precio más económico, existe una gran variedad de medicamentos apócrifos de gama amplia que se comercializan en el mercado negro a la mitad de su precio real.

Esa es la realidad que Hugo López-Gatell evade… <<

David Casco Sosa estudió la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en la generación 1988-1991.

En la misma escuela fungió como profesor en las materias de Sociedad y Comunicación y Propaganda y Opinión Pública.

Reportero desde 1990, ha pasado por las redacciones de revistas y periódicos como Quehacer Político, México HOY, Tabasco HOY, Campeche HOY, Milenio, Novedades, El Gráfico, Impacto, IQ Magazine, Diario BASTA, etcétera, donde se ha desempeñado como reportero, jefe de redacción, editor, subdirector y director. Actualmente es director editorial del semanario digital Ángel Metropolitano, desde su fundación.

En 2008, ganó el Premio Nacional de Periodismo, en el género de Entrevista, y en 2019 en el género de Nota más oportuna, ambos entregados por el Club de Periodistas de México.

Ha sido consultor de proyectos editoriales para la formación de varios diarios en provincia, pero siempre ha regresado a la Ciudad de México, donde incursionó también en la edición y cuidado editorial de libros sobre el tema de la delincuencia organizada.

También ha impartido conferencias sobre el tema de periodismo en diversas universidades, y colabora como dictaminador literario para dos editoriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *