HRW repudia asesinato de tres policías salvadoreños y pide reunión con Bukele

35 vistas
4 min lectura
Fotografía: EFE

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) repudió este miércoles el homicidio de tres agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) a manos de supuestos pandilleros del Barrio 18, facción Sureños.

«Durante años, las pandillas en El Salvador han cometido brutales abusos en el país, que incluyen homicidios, desapariciones, reclutamiento de menores, violaciones sexuales y desplazamientos forzados, los cuales hemos documentado y condenado en reiteradas oportunidades», indicó HRW en una carta dirigida al presidente Nayib Bukele.

Agregó que «el Estado salvadoreño tiene la obligación, conforme al derecho internacional de los derechos humanos, de tomar medidas eficaces para proteger a la población de graves abusos cometidos por las pandillas y llevar a los responsables ante la Justicia».

A juicio de la organización, el Gobierno de Bukele «ha priorizado un enfoque punitivo de ‘guerra contra las pandillas’, que privilegia el encarcelamiento masivo sin debido proceso como respuesta a la criminalidad».

Sobre el régimen de excepción vigente en el país desde finales de marzo, HRW indicó que se han «documentado decenas de violaciones de derechos humanos, incluyendo contra ciudadanos que nada tienen que ver con las pandillas».

«Estos abusos incluyen, entre otros, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas de corta duración contra salvadoreños inocentes, en su mayoría de escasos recursos», subrayó.

Agregó que el Gobierno de Bukele «ha adoptado medidas que debilitaron la independencia del poder judicial y el Ministerio Público, lo cual limita el acceso de las víctimas a una justicia genuina y expone a todos a una situación de indefensión».

En la misiva, firmada por Tamara Taraciuk, directora en funciones de la División de las Américas, se reafirmó una solicitud de reunión con el mandatario para «conversar sobre la situación de derechos humanos en El Salvador».

Tras dar a conocer la muerte de los agentes, el presidente Bukele dijo la noche del martes en una conferencia de prensa: «Debemos arreciar la guerra contra las pandillas», sin que hasta el momento se conozca de otras acciones.

Analistas y defensores de derechos humanos cuestionaron, en declaraciones a Efe, los resultados dejados por el régimen de excepción y el Plan Control Territorial.

Eduardo Escobar, director ejecutivo de la organización Acción Ciudadana, señaló que las declaraciones de Bukele «evidencian» que «el régimen de excepción no ha tenido los efectos que se ha vendido por parte del Gobierno».

Celia Medrano, excandidata a la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expresó a Efe que en El Salvador «urgen liderazgos con capacidad de responder con inteligencia y serenidad ante una crisis en lugar de atizar las condiciones de violencia estructural y criminalidad organizada que arrastramos».

El régimen de excepción suspende garantías constitucionales, como el derecho a la defensa, y amplía el periodo de detención hasta un máximo de 15 días, cuando normalmente es de 3.

Son más de 43.000 las detenciones ocurridas bajo esta medida y más de 3.000 las denuncias de violaciones a derechos humanos, incluidas varias por detenciones arbitrarias y tortura, que organizaciones sociales han registrado.

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Chile extiende estado de excepción en el sur entre reclamos para endurecerlo

Siguiente noticia

Diez años de trabajo, sudor y lágrimas es lo que cuenta el documental de Starlite España