Más

Suscribirse

Redes Sociales

Hong Kong niega que vaya a vetar redes sociales occidentales tras polémica propuesta legal

Se hunde icónico restaurante flotante días después de zarpar desde Hong Kong
Fuente: EFE

Las autoridades de Hong Kong aseguraron que no prohibirán plataformas occidentales de redes sociales en virtud de la próxima ley de seguridad nacional, después de la publicación de una controvertida propuesta de veto planteada durante un ejercicio de consulta pública.

El Gobierno de la ciudad semiautónoma publicó el pasado 30 de enero un documento de 110 páginas en el que expuso una serie de propuestas legislativas y tras finalizar un periodo de consulta pública de un mes, concluyó que su proyecto había recibido el apoyo mayoritario de la sociedad.

Dicho informe incluye la recomendación de retirar del mercado hongkonés plataformas como Facebook y YouTube y sugiere la prohibición de programas de comunicación cifrada como Telegram o Signal “debido a su presunta utilización por parte de delincuentes para coordinar actividades y difundir información sediciosa”.

Con todo, la asamblea legislativa de la excolonia británica convocó dos reuniones extraordinarias para hoy y mañana jueves, con el fin de debatir su propia versión de la ley de seguridad nacional, después de que la consulta a la ciudadanía finalizara la semana pasada sin mayores contratiempos.

“Puedo decir clara y firmemente que el gobierno no tiene intención de prohibir ninguna red social”, declaró el secretario de Justicia, Paul Lam, en la reunión del Legislativo, según el rotativo South China Morning Post.

En opinión de Lam, “Hong Kong es un centro internacional y depende en gran medida del libre flujo de información, y además es una sociedad que goza de libertad de información y expresión, dos principios protegidos por la Ley Fundamental, la ‘miniconstitución’ de la ciudad”.

“Tenemos que entender que las redes sociales son una herramienta y no vamos a poner fin a su existencia, nos centramos en las personas que abusan o hacen un mal uso de las mismas para difundir discursos que dañan o ponen en peligro la seguridad nacional”, aclaró el funcionario.

El artículo 23 de la Ley Fundamental exige que la ciudad promulgue sus propias leyes para prohibir cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión contra el Gobierno central o robo de secretos de Estado, impedir que organizaciones políticas extranjeras lleven a cabo actividades en la ciudad y vetar a grupos políticos locales que establezcan vínculos con sus homólogos extranjeros.

Las autoridades hongkonesas han subrayado la urgencia de promulgar un Decreto de Seguridad Nacional en cumplimiento de su obligación constitucional, para lo que se requiere implementar una legislación local que cubra las lagunas de la Ley de Seguridad Nacional impuesta por Pekín en 2020.

Dicha legislación, que fue una respuesta a las masivas protestas antigubernamentales de 2019, tipifica como delito cuatro actos: la secesión, la subversión, el terrorismo y la connivencia con fuerzas extranjeras.

El nuevo reglamento abarcará cinco nuevos tipos de delitos: el de traición, insurrección, incitación al motín y al desafecto, los actos con intención sediciosa, el robo de secretos de Estado y espionaje, el sabotaje que ponga en peligro la seguridad nacional y actividades conexas, y la injerencia externa.

A pesar de que el gobierno aseguró públicamente que la ley pretende salvaguardar la seguridad nacional y que se ajustará a las normas de los convenios internacionales de protección de los derechos y libertades de los hongkoneses, señaló que estas a su vez no son de carácter absoluto.

No obstante, la propuesta aún suscita preocupación en países extranjeros como Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia, así como en la Unión Europea, que han expresado su temor de que la nueva norma, sumada a la ley de seguridad nacional promulgada en Pekín, recorte aún más los derechos y libertades en Hong Kong.

En China continental ya está implantada desde hace años lo que se conoce como “la gran muralla cortafuegos” (the great firewall, en inglés, en un juego de palabras con la Gran Muralla china), que mantiene inaccesibles dentro del país asiático plataformas sociales y de mensajería occidentales como Facebook, X (antes Twitter), You Tube, Instagram, Whatsapp y todos los servicios de Google. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *