Más

Suscribirse

Redes Sociales

Guyana promete asociación energética a EEUU, preocupado por avances de China

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, aseguró que su país quiere avanzar en la asociación en seguridad energética con Estados Unidos, durante la visita este sábado de una delegación estadounidense que busca desplazar a China como socio comercial preferente en Suramérica.

“Le pedí a la delegación del Congreso que se asegure de que Guyana y EE.UU. puedan avanzar formalmente en la asociación estratégica sobre seguridad energética, climática y alimentaria”, dijo Ali en un comunicado.

Guyana, que cuenta con alrededor de 11.000 millones de barriles de petróleo equivalente de reservas probadas, ha sido identificada como un importante socio de EE.UU. en esas tres áreas.

“Guyana es y seguirá siendo un importante socio estratégico de EE.UU. y las oportunidades aquí están abiertas (…) Queremos ver una mayor participación del sector privado de EE.UU. en Guyana”, dijo el presidente, alentando así más inversiones.

La delegación está encabezada por el presidente del Comité de Medios y Arbitrios del Congreso de EE.UU., Jason Smith, e integrada por la demócrata Terri Sewell y los republicanos Carol Miller, Michelle Fischbach, Beth Van Duyne, Mike Carey y Kelly Armstrong.

La visita de los congresistas estadounidenses se produce antes de la subasta de 14 bloques de petróleo en altamar en Guyana, una nueva ronda de licitaciones de exploración petrolífera que ha atraído a al menos diez empresas y será asignada este año.

La petrolera estadounidense ExxonMobil tiene un contrato para desarrollar un bloque gigante llamado Stabroek en la costa guyanesa, pero ha habido críticas en el país a ese acuerdo por considerarse poco ventajoso para Guyana.

En una declaración tras la reunión con Ali y el vicepresidente Bharrat Jagdeo, Smith indicó que el objetivo es frustrar los intentos de China de lograr el dominio energético.

“China también está participando en la producción de petróleo de Guyana. EE.UU. debe comprometerse a superar a China en todo el mundo mientras fortalece las cadenas de suministro estadounidenses clave, aumenta la producción estadounidense de recursos energéticos asequibles y mejora las asociaciones con aliados”, señaló.

Según el comunicado, las reuniones de la delegación demuestran “cómo las relaciones bilaterales de EE.UU. en la región benefician a los trabajadores estadounidenses y brindan una alternativa muy necesaria para los países que, de otro modo, podrían orientar sus economías hacia China”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *