Más

Suscribirse

Redes Sociales

Grupo palestino lanza cohetes desde la zona de Yenín que caen en Cisjordania sin víctimas

Un grupo palestino autodenominado Batallón Ayash se atribuyó hoy el disparo de dos proyectiles desde la zona de Yenín, que cayeron cerca de una colonia israelí en el norte de Cisjordania ocupada sin causar víctimas.

Según informó el Ejército israelí, las tropas “localizaron dos lanzadores y restos de dos cohetes improvisados” en Shaked, un asentamiento judío a unos kilómetros de Yenín, donde la semana pasada hubo una operación militar israelí a gran escala que terminó con 12 milicianos palestinos y un soldado israelí muertos.

Con todo, “los cohetes lanzados hoy no representaron una amenaza para los civiles”, concretó un portavoz militar, que agregó que expertos en desactivación de explosivos examinaron el material, que fue trasladado para “su posterior procesamiento”.

Es el segundo lanzamiento de este tipo efectuado por el Batallón Ayash, con un patrón parecido al disparo de otros dos cohetes hace 15 días en la misma zona. Entonces, uno de los proyectiles voló sólo unos cinco metros y el otro cayó tras recorrer 80 metros, sin causar heridos ni daños materiales.

Eran cohetes improvisados con capacidades limitadas y sin cargas explosivas, mientras que las milicias de Yenín se desmarcaron del lanzamiento.

Todo ello se produce en un momento de máxima tensión en el norte de Cisjordania, tras la fuerte incursión israelí por tierra y aire en el campo de refugiados de Yenín de la semana pasada, la mayor desde los tiempos de la Segunda Intifada (2000-2005), centrada en cortar de raíz las capacidades militares de las milicias de la ciudad, uno de los bastiones de resistencia armada palestina en la región.

La operación de Israel, con unos mil militares y el uso de drones de ataque, dejó una amplia devastación en el campo de Yenín, donde la infraestructura de agua y eléctrica quedó dañada gravemente y cientos de casas fueron destruidas.

Tras ello, la tensión siguió patente en Cisjordania. El jueves, un soldado israelí murió por disparos de un palestino vinculado al brazo armado del grupo islamista Hamás.

El viernes, a primera hora, el Ejército israelí realizó una incursión en la ciudad de Nablus -otro centro de milicianos palestinos-, donde acabó con la vida de dos hombres armados a los que acusó de perpetrar un ataque contra policías unos días antes.

Ese mismo día murió otro palestino durante choques con tropas israelíes que le dispararon; y día, hubo un palestino muerto por fuego israelí tras arrojar una granada y disparar contra soldados.

El conflicto palestino-israelí vive su mayor tensión en dos decenios. Este 2023 ya han muerto 161 palestinos en Israel y Cisjordania, parte de ellos milicianos en enfrentamientos armados, pero también civiles y 27 menores.

Por parte israelí han muerto 27 personas en ataques palestinos, la mayoría colonos, entre ellos cinco menores. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *