Más

Suscribirse

Redes Sociales

Grupo anarquista se adjudica intento de ataque a una fundación en capital chilena

Un grupo anarquista se adjudicó la instalación de un artefacto explosivo que el pasado lunes fue desactivado en la sede de la Fundación Paz Ciudadana en la capital chilena, en una zona residencial del barrio Providencia.

La organización autodenominada “Brigadas Anárquicas Luis Ramírez Olaechea”, nombre que se hace alusión al sujeto que intentó asesinar al exdictador chileno Carlos Ibáñez del Campo (1877-1960), explicó que la acción fue en “homenaje” a Mauricio Morales, un militante anarquista que falleció instalando una bomba en las afueras de la Escuela de Gendarmería en 2009.

“Estos hechos se los han adjudicado organizaciones que se denominan como grupos anarquistas, pero será finalmente la investigación que hace el Ministerio Público la que tendrá que determinar quiénes son las personas responsables”, afirmó el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve.

“Colocar artefactos explosivos en democracia es un acto criminal y además es un acto criminal muy cobarde. Porque personas completamente inocentes, civiles, producto de la instalación de un artefacto explosivo, pueden terminar perdiendo la vida. No hay ninguna justificación”, agregó la autoridad.

Además, explicó que todas las medidas que toma el Gobierno en materia de seguridad están orientadas a “proteger la vida de las personas, no para reprimir a nadie”.

Según informó Carabineros de Chile durante la madrugada del pasado lunes, la policía recibió el aviso del explosivo hacia las 8:40 hora local (13.40 GMT) por parte de trabajadores de la misma fundación, que encontraron un bulto sospechoso en el antejardín del edificio, detrás de una muralla que impedía que fuera visto desde la calle.

A la fecha, la Fiscalía de la Región Metropolitana Sur es la encargada de esclarecer el caso.

La Fundación de Paz Ciudadana trabaja en fomentar políticas públicas en torno a la seguridad y la justicia, incidiendo en ámbitos como la lucha contra el tráfico de drogas. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *