Más

Suscribirse

Redes Sociales

Grecia combate por tercer día consecutivo grandes incendios a las afueras de Atenas

Grecia continúa por tercer día consecutivo, luchando por controlar y apagar grandes incendios forestales a las afueras de Atenas, en medio de altas temperaturas y fuertes vientos que dificultan las operaciones de extinción.

Varios países europeos han comenzado a enviar equipos para ayudar a los bomberos griegos en sus arduas tareas. Ya desde el martes operan en Grecia cuatro aviones cisternas de Francia e Italia.

Los dos grandes fuegos al oeste de la capital helena han quemado desde el lunes miles de hectáreas de bosques, decenas de casas y pertenencias, mientras que millares de personas tuvieron que ser evacuadas.

El incendio que más preocupa a las autoridades es el que sigue descontrolado cerca de la localidad de Nea Peramos, a unos 35 kilómetros al oeste de Atenas.

Unos 250 bomberos con 75 vehículos, 9 aviones cisterna y 11 helicópteros luchan contra las llamas, que por segundo día consecutivo han llegado a zonas pobladas.

La localidad de Kandili tuvo que ser evacuada este mediodía, mientras que el pueblo cercano de Tsakali, donde una decena de casas quedaron calcinadas, permanece sin electricidad, ya que las llamas han destruido varios postes, informa el diario Kathimerini.

Los fuertes vientos dificultan las operaciones de extinción y han expandido el fuego, cuyo frente supera los 8 kilómetros.

Las imágenes difundidas por los medios locales son devastadoras: muestran decenas de casas en varias localidades al oeste de la capital completamente destruidas.

Mientras, unos 120 bomberos con 43 vehículos, 3 aviones cisterna y 2 helicópteros luchan por tercer día consecutivo contra otro incendio, cerca del pueblo costero de Lutraki, a unos 80 kilómetros al oeste de Atenas.

Allí, decenas de viviendas en varias localidades se convirtieron en pasto de las llamas, sin causar víctimas ya que sus habitantes habían sido trasladados ya el martes a lugares seguros.

En la isla de Rodas, en el mar Egeo oriental, fueron evacuados tres pueblos y un hotel que se ven amenazados por un incendio que quema descontrolado un bosque virgen.

Los fuertes vientos han desatado además decenas de otros incendios menores en todo el país.

“Lo peor está todavía por venir”, dijo a la televisión pública ERT el meteorólogo Theódoros Yiánnaros, un especialista en incendios.

Aunque se pronostica que los vientos amainarán un poco a partir de mañana, jueves, para el fin de semana se espera una nueva embestida de la canícula que lleva días azotando el sur de Europa.

Los termómetros volverán a subir hasta los 44 grados, “por lo que el riesgo de incendios será muy alto”, explica el experto.

El Gobierno rumano anunció el envío de 30 bomberos que partieron hoy a bordo de un avión C-130 Hercules con destino a la localidad de Elefsis, cercana a Atenas, y se sumarán al equipo de profesionales rumanos que ya operan en Grecia desde el pasado lunes.

Otros diez tenían previsto salir de Rumanía también en el correr de esta jornada por tierra, con tres camiones de bomberos y un tanque para 10.000 litros de agua.

Además, se espera que equipos de Polonia y Eslovaquia lleguen a Grecia el próximo viernes, según avanzó el portavoz de los Bomberos helenos, Yannis Artopiós. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *